A quince días de la boda, el Palacio de Kensington desvela los grandes detalles del gran día de Harry y Meghan

Cuando sólo faltan dos semanas para el 'sí, quiero' real, se ha dado a conocer, entre otras cosas, la identidad de la persona que llevará a la novia al altar

by HOLA! USA

El día de hoy se despejaron algunas de las incógnitas sobre la boda real que se avecina, por supuesto hablamos del enlace entre el príncipe Harry de Inglaterra y Meghan Markle; que se llevará a cabo en quince días. Entre ellas, quién acompañará a la novia en su camino al altar el próximo 19 de mayo. La estadounidense decidió que tanto su padre, Thomas, como su madre, Dorian, tengan un rol importante en su gran día; por eso repartirá las funciones entre los dos. El primero será el encargado de caminar con ella hasta el altar, pero no viajará con ella en el coche nupcial. Ese papel está reservado para su progenitora, que será la acompañante de Meghan hasta las puertas de la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor. Ambos, Thomas y Doria, llegarán a la capital del Reino Unido la misma semana de la boda, y tendrán la oportunidad de ser presentados a los principales miembros de la Familia Real británica durante un acto privado en los días previos a la ceremonia. La reina Isabel II, el Duque de Cambridge, el príncipe Carlos y sus hermanos, estarán entre los familiares que pasarán tiempo juntos con los padres de la futura Duquesa de Sussex. 

Será durante este viaje a Londres cuando el padre de Meghan pueda conocer al fin al que se convertirá en su yerno dentro de sólo unos días. El encuentro entre Thomas Markle y el príncipe Harry no se había producido hasta ahora, por lo que este momento es muy esperado y cobra una especial relevancia. Cabe recordar que Doria sí ha coincidido en varias ocasiones con el prometido de su hija, una de las primeras tuvo lugar durante la celebración de los Juegos Invictus en Toronto, donde los tres se dejaron fotografiar dando muestras de la buena sintonía del Príncipe con su suegra.

Mientras que Meghan llegará a Windsor en coche -al igual que la mayoría de invitados-, su prometido hará lo propio a pie. En su caso, se dejará acompañar por su hermano y best man, el Duque de Cambridge. Los dos juntos recorrerán el trayecto hasta las puertas del Castillo, el mismo que realizará la novia poco después, acompañada por un séquito de pequeños pajes, tal y como sucedió en la boda de Pippa Middleton. Sin embargo, Meghan no ha elegido ninguna dama de honor para el gran día, dado que no se veía capaz de seleccionar a una sola amiga de entre todo su grupo de amigas. Eso sí, todas ellas tendrán un papel relevante en los momentos previos al enlace, pues la apoyarán y acompañarán en las horas que preceden a su 'sí, quiero'.

El recuerdo de la madre del novio, estará muy presente en la boda de su hijo pequeño. Todos los hermanos de Diana de Gales acudirán como invitados. Pero además, el hijo pequeño del príncipe de Gales quiere que la memoria de su madre esté más viva que nunca y ha decidido que una de sus tías maternas, Jane Spencer, sea la encargada de pronunciar una lectura durante la ceremonia, a la que, tal y como ha anunciado el Palacio de Kensington, no acudirá el príncipe Louis de Cambridge, que llegó al mundo el pasado 23 de abril.

Los recién casados disfrutarán de su noche de bodas en el Castillo de Windsor. Tras la celebración de su enlace no se irán inmediatamente de viaje de novios, lo que se conoce como luna de miel. La semana posterior repartirán su tiempo entre los familiares y amigos que han viajado para estar con ellos en su gran día, entre los que se encuentran sus padres. Además, asistirán a su primer acto oficial ya como marido y mujer. Será durante esos días posteriores al real acontecimiento cuando se dé a conocer el escudo de armas de la pareja.

Más sobre

Regístrate para comentar