Gloria Camila abre su corazón y habla de su adopción: 'Salí de un pozo negro a una vida llena de luz'

La hija de Rocío Jurado y Ortega Cano se sincera sobre los aspectos que han marcado su vida, incluida la relación con su hermana

Gloria Camila ha abierto su corazón y se ha sincerado en una de las entrevistas más sinceras que ha dado hasta el momento. Lo ha hecho en el programa Volverte a ver, que presenta Carlos Sobera y que ha recibido este viernes a esta invitada tan especial, que ha querido compartir algunos de los aspectos más duros que ha vivido a lo largo de su vida. Cuando ha aparecido en plató ha confesado que estaba un poco nerviosa. "Cuando eres pequeña no eres consciente de la fama de tus padres, que por cierto tengo los mejores", comenzaba diciendo para romper el hielo. "Cuando cumplí los 18 fue duro para mí porque tenía a la prensa todo el rato detrás", confesaba después la hija de Rocío Jurado. Su vida se ha desarrollado entre flashes, y comenzó a sentir el peso de la fama desde el momento en que llegó a España en 1999, cuando solo tenía tres años y fue adoptada junto a su hermano José Fernando por Rocío Jurado y José Ortega Cano.

Gloria CamilaVER GALERÍA

"Yo era muy pequeña, tengo pocos recuerdos de cuando llegué. Salí de un pozo negro a una vida llena de luz y mucho cariño. Era como ser feliz, pero de verdad", explicaba la joven. Instantes después Carlos Sobera pregunta sobre cómo ha llevado que fuera adoptada, a lo que ha respondido: "Doy gracias a los padres que me han tocado que son maravillosos. He tenido el cariño desde muy pequeña. Yo me he sentido querida siempre", explicaba. Después recordaba a su madre, Rocío Jurado con mucho cariño: "Era muy estricta y mi padre era más suave. Yo era muy de padre y mi hermano muy de madre. También cuando se iba de viaje traía regalos para todos y si había un cumpleaños se hacía una gran fiesta. Han sido unos padres increíbles, y ella era el gran pilar de mi casa", confesaba Gloria Camila con una sonrisa. "Lo que más admiraba de ella era su humildad y cómo era como persona. Abría a todo el mundo las puertas y recibía a todo el mundo con muchísimo cariño", seguía explicando.

Respecto a la enfermedad que sufrió su madre, "yo no era consciente de lo que estaba pasando ni de lo que podía llegar a pasar. Yo me entero de que mi madre fallece la noche que se pone peor y me mandan con mi hermano a casa de mi tía Mari Carmen", relataba la hija de Ortega Cano. "Al día siguiente tenía colegio pero no me despertaron, pensé que se quedaron dormidos. Y de repente, vinieron mi tía y mi prima y me dijeron que había una nueva estrella en el cielo", sentenció con los ojos llorosos al mismo tiempo que decía: "yo veía llorar a mi padre todos los días y dormía con él todas las noches". Sin embargo, más tarde vendría otro de los momentos más difíciles de Gloria Camila cuando su padre está a punto de perder la vida en un accidente de tráfico que le lleva a prisión. "Le llegaron a dar la extremaución", confiesa dejando atónito al presentador, ya que desconocía este dato.

Gloria Camila junto a su familiaVER GALERÍA

Después de indagar sobre algunos de los temas que han marcado la vida de la hija de Rocío Jurado, Carlos Sobera le pregunta: "¿cómo está la relación con Rocío Carrasco?", a lo que contesta firmemente: "inexistente. Yo habría tenido una conversación hace años, pero ya no porque tengo mi vida. Tampoco digo que no porque si hay que tenerla la tendré, pero no espero ese día". "Cuando yo era pequeña, la relación era buena. Yo no sé que pudo pasar para que de repente desapareciese", termina contando. Sobre su relación con Kiko Jiménez con el que estuvo cuatro años "viví enamorada pero ahora no siento nada. Es un recuerdo y una experiencia más. Cada uno tiene su vida". Sin duda, una noche de emociones que termina con la sorpresa de su padre Ortega Cano en plató, algo que no se esperaba Gloria Camila y que le ha hecho mucha ilusión.
 

Más sobre

Read more