Victoria Beckham y Stella McCartney, en guerra... ¡por culpa de la niñera!

La ex Spice Girl ha tomado una decisión que ha disgustado (y mucho) a la hija de Paul McCartney

Son dos de las diseñadoras más codiciadas por las celebrities, pero parece que la relación entre Victoria BeckhamStella McCartney no pasa por su mejor momento. Hay un motivo muy claro por el que la hija de Paul McCartney se ha enfadado y es que, al parecer, la ex Spice Girl habría contratado a su niñera después de enterarse de que era la "mejor de la ciudad". Según han publicado varios medios británicos, Stella está muy disgustada y, por el momento, no quiere relacionarse con la familia Beckham. De hecho, no les invitó a la fiesta que celebró recientemente en su casa junto a su marido Alasdhair Willis, lo que llevó a Victoria a mandarle un correo electrónico para pedirle perdón. 

Victoria Beckham y Stella McCartney, en guerra... ¡por culpa de la niñera!VER GALERÍA

"Quiere lo mejor para su familia y escuchó que la niñera de Stella era una de las mejores de la ciudad", ha dicho una fuente al periódico The Sun, asegurando que la diseñadora británica consiguió su número y le hizo una oferta para que se fuera con ella: "Cuando Stella se enteró, se enfadó muchísimo". Sin embargo, hay algo más. Y es que lo que ha terminado por completo con su amistad es que la 'Posh Spice' intentó contratar al jefe del equipo de su firma de moda. "Victoria está angustiada. Stella tiene muchos amigos en las altas esferas y no quiere ser excluida del mundo celebrity", asegura dicha fuente sobre la 'guerra' que mantienen las dos diseñadoras. 

Victoria Beckham y Stella McCartney, en guerra... ¡por culpa de la niñera!VER GALERÍA

Además, a la mujer de David Beckham le preocupa que esto pueda afectar a su hija Harper, de ocho años, ya que es amiga de Reiley Dilys, la hija pequeña del matrimonio McCartney y Willis. De hecho, en julio de 2017 ya tuvieron un enfrentamiento después de que Victoria publicó en sus redes sociales una foto del cumpleaños de su hija en el Palacio de Buckingham. Harper y sus amigas se disfrazaron de princesas y visitaron emocionadas la residencia de la reina Isabel II, sin embargo, esto no hizo ninguna gracia a la diseñadora, ya que siempre ha intentando mantener a sus hijos fuera de los focos.

¿En qué quedará esta historia? ¿Conseguirán hacer las paces?

Más sobre