Rocío Carrasco reaparece y pone fin a su silencio en el estreno del musical en honor a su madre

Acompañada de su marido, Fidel Albiac, director del espectáculo, la hija de Rocío Jurado ha protagonizado una distendida rueda de prensa

Tan solo un par de días después de que se conociera el acuerdo al que Rocío Carrasco ha llegado con el Ayuntamiento de Chipiona para la apertura del esperado museo de su madre, la hija de Rocío Jurado ha reaparecido públicamente con motivo del estreno del musical en honor de ‘La más grande’, Que no daría yo por ser Rocío Jurado.

Rocío CarrascoVER GALERÍA

Con un peinado de lo más atrevido, con la melena hacia un lado recogido con una trenza que dejaba al descubierto su corte rapado, vestido corto de inspiración japonesa y una gran sonrisa, Rocío ha llegado al acto acompañada por su marido, Fidel Albiac, quien ha seguido la presentación mezclado entre el público cediendo así todo el protagonismo a su mujer y a la  protagonista principal del espectáculo, la cantante Anabel Dueñas, una de las artistas que mejor han sabido meterse en la piel de la chipionera y a la vez gran amiga del matrimonio. 

Fidel Albiac VER GALERÍA

El musical, que se presenta como “la historia de 'La más grande' como jamás la habían cantado”, está narrado a través de 14 temas de Rocío y en él se incluye también una gran variedad de videos de archivo cedidos por TVE. Todo ello supervisado personalmente por Rocío Carrasco y por Fidel Albiac, quien ha ejercido de director del espectáculo.

“Durante los ensayos he pasado por todos los estados, desde tener que abandonar al escuchar alguna canción porque me ponía a llorar hasta llegar a verlo como algo maravilloso” ha comentado la hija de la chipionera. Rocío, que ha recalcado que todos los homenajes a su madre han sido para ella muy importantes a pesar de que no haya podido estar presente en todos, también ha hablado de cómo ha sido trabajar mano a mano con Fidel en este proyecto tan personal. “Me ha hecho el trabajo facilísimo”. 

Rocío Carrasco y Anabel Dueñas VER GALERÍA

Siempre tan discreta con su vida privada, durante la rueda de prensa, Rocío ha sido preguntada sobre qué familiares le gustaría que acudieran a ver este musical, algo a lo que la hija de 'La más grande' ha respondido sin titubeos: “Que venga quien quiera venir. Está todo el mundo invitado”. En cuanto a la pregunta de si en un futuro piensa retomar algunas relaciones rotas del pasado, la hija de la artista ha querido zanjar este tema diciendo: “Yo no he hablado nunca de mis relaciones materno filiales, ni de mis relaciones familiares, ni de la vida de alguien que un día pasó por mi vida y perteneció a ella. No lo he hecho ahora pero no quiere decir que el que calla otorga, ya que el que está callado es porque en un momento de su vida ha decidido que eso lo que tenía que hacer pero eso dura hasta el momento en el que decide que tiene que hacer lo contrario”. 

Rocío CarrascoVER GALERÍA

Con la calma con la que siempre ha hablado, Rocío ha tenido presente a su madre en todo momento, tanto que cuando ha sido preguntada sobre qué le diría a su madre o que consejo le pediría después de todo lo que ha vivido, la hija de cantante ha guardado unos segundos de silencio y ha señalado: “Si mi madre estuviera viva con eso me valdría, no me haría falta decirle nada”. 

En cuanto a la apertura del museo en el que se expondrán cerca de 400 trajes de 'La más grande' y para el que aún no hay fecha cerrada de inauguración, Rocío ha querido aclarar que nunca se negó a que se llevara a cabo y que fueron todo problemas legales e institucionales. “Siempre he estado a favor del museo, he estado en permanente contacto con las corporaciones pertinentes y he colaborado con ellas, pero surgieron una serie de incidencias que había que solucionar, y pese a todas las barbaridades que se han dicho, todo se ha solventado y por fin hemos podido firmar el convenio” 

Más sobre

Read more