Dot-Marie Jones, operada de urgencia por un ataque al corazón

Dot-Marie Jones, la entrenadora Beiste en 'Glee', operada de urgencia por un ataque al corazón

La actriz recibió un diagnóstico erróneo hasta en dos ocasiones antes de que descubrieran lo que le estaba pasando

by hola.com

La actriz Dot-Marie Jones, que muchos recordarán por su papel de entrenadora Beiste en la serie musical Glee, se siente "verdaderamente bendecida" después de sobrevivir un ataque al corazón que podría haber sido fatal. La intérprete de 56 años ha compartido con sus seguidores que se está recuperando después de sufrir un bloqueo en la arteria descendente anterior izquierda. Para hacer aún más sorprendentes las cosas revela que se pasó la semana anterior con dolores en el pecho que le diagnosticaron de manera errónea hasta en dos ocasiones.

VER GALERÍA

La escalofriante historia de 'amor' de 'You' tendrá una tercera temporada

Jones, que también participaba en la serie original de Lizzie McGuire, ha compartido algunas imágenes del antes y después de su arteria, que asegura que estaba bloqueada al 99%. "Esto es mi corazón. Me dio un ataque, me hicieron una angiografía y me pusieron un stent para abrir el paso de la sangre", ha explicado. Curiosamente, le diagnosticaron mal con un broncoespasmo y después con asma, pero ninguno de los dos tratamientos ayudaron. Fue su mujer, Bridgett Casteen-Jones, quien le insistió en que fuera a su médico ¡y menos mal que le hizo caso!

"Me siento más que afortunada y verdaderamente bendecida por estar aún aquí", escribe la intérprete, que fue deportista en su etapa universitaria. Además, quiso recordarle a sus seguidores la importancia de hacer preguntas y seguir insistiendo si no estás seguro de algo. "Especialmente cuando es algo relacionado con el corazón. Las mujeres tienen síntomas diferentes a los de los hombres y no siempre son iguales", ha añadido.

VER GALERÍA

Blanca Suárez se despide de 'Las chicas del cable' y de sí misma en su funeral televisivo

La actriz pudo volver a casa el pasado viernes y, desde entonces, se recupera en su hogar del susto y de la operación. Lo hace acompañada de su perrito, que tal y como ella revela, no se ha separado de su lado. Dot-Marie Jones era especialmente querida entre los seguidores de Glee por su personaje aparentemente duro que era, en el fondo, una mujer sensible y cariñosa. Desde el final de la serie, la intérprete ha participado en otras ficciones como UnREAL: The Faith Diaries, Dos chicas sin blanca, Jane The Virgin o Modern Family con papeles episódicos. Para 2020 tiene actualmente tres proyectos en postproducción y está filmando la tercera partede The Collector, donde comparte escenas con Josh Stewart o Emma Fitzpatrick, entre otros.