La esperada Curva de la vida de Adara Molinero deja fuera de juego a Hugo Sierra

La finalista de ‘GH VIP’ hizo su última Curva pasando por alto al padre de su hijo

El último domingo de estancia en la casa de Gran Hermano VIP se saldó con una nueva Curva de la vida de las tres finalistas que analizaron su concurso entre subidas y bajadas. Adara no dejó indiferente a nadie al hacer balance de su paso por el programa, en el que sigue siendo la favorita para llevarse el maletín este próximo jueves. Según la madrileña dos han sido los acompañantes masculinos que han marcado su concurso. El Maestro Joao y Gianmarco Onestini, las personas más importantes que han pasado por su lado en Guadalix de la Sierra y que ya ocupan un lugar vital en su corazón. Pero en esta curva también hubo un par de puntos sorprendentes: olvidó mencionar uno de los 'momentazos' del programa y puso en el foco de atención a un tercer hombre.

El Maestro Joao ha sabido hacerse un hueco en el corazón de Adara VER GALERÍA

Entre 'Hugos' anda el juego. Hugo Sierra, el padre de su hijo, y cuya visita disparó los audímetros de esta séptima edición del reality, fue el gran ausente en esta nueva Curva de la concursante. Adara pasó totalmente por alto el encuentro con el padre de su hijo que tanto había solicitado durante el concurso y prefirio hablar de su su relación de amistad con Hugo Castejón. Adara y el que fuera su gran apoyo en las primeras semanas de aislamiento acabaron distanciados y enfadados y es por ello, que la concursante no dudó en declarar que le gustaría recuperar en su vida, convirtiéndose asi en el tercer hombre de la Curva de su vida.  

Gianmarco fue uno de los protagonista de la Curva de la vida de AdaraVER GALERÍA

Mientras explicaba entre lágrimas sus mejores y sus peores momentos, Joao y Gianmarco observaban con atención desde plató cada una de las explicaciones de la finalista. Adara dio importancia a estas últimas semanas ‘de amigas’ donde vivió un acercamiento con sus compañeras de encierro: "Fue como un viaje entre chicas y nos hubiéramos cogido una casita. Ha sido una época muy bonita", dijo emocionándose. "Siempre termino llorando", comentaba Molinero antes de finalizar su exposición, dejando claro que el pico más alto de su concurso fue su última noche con el italiano: "Fue lo más para mí. Fue muy bonita y eso fue lo que hizo terminar por darme cuenta de mis sentimientos". Según los expertos y los seguidores del programa que apuestan por Adara Molinero como la flamante ganadora del reality, ella ha vivido el concurso y ha disfrutado como ningún otro. Ya se lo dijo su madre en su última visita: "Tú eres Gran Hermano".

 

Más sobre

Read more