Sara Carbonero apura el otoño con un clásico de la temporada y una tarde de juegos

Sara Carbonero apura el otoño con un clásico de la temporada y una tarde de juegos

La presentadora está a punto de concluir un complicado año y lo hace con optimismo y disfrutando de los suyos

by hola.com

Después de un año complicado en el que tanto Sara Carbonero como Iker Casillas han tenido que enfrentarse a graves problemas de salud, la pareja despedirá 2019 con el regusto de las buenas noticias y la vista puesta en un 2020 lleno de nuevos proyectos. Entretanto, la periodista deportiva exprime cada segundo que le queda al año, en este caso, al otoño con un plan muy acorde a la estación que está a punto de finalizar. ¿Hay algo más de temporada que las setas? si a una excursión al campo en busca de setas le añadimos unas cuantas hojas secas, la estampa no puede ser más otoñal. Y para rematar, juegos en casa. 

VER GALERÍA

Sara ha definido su domingo con una imagen de una seta blanca que emerge entre los tonos marrones y rojizos de las hojas que la rodean. Ya sea atraida por el bonito plano detalle o por la carga metafórica del hongo abriendose camino en solitario en el ocaso del otoño, la toledana no ha podido resistirse a compartir la fotografía con sus seguidores. Tras su paseo por el bosque y, a pesar de que en Oporto las temperaturas en estas fechas no son demasiado bajas, la perspectiva de una tarde en casa es tentadora.

VER GALERÍA

Ya en el calor del hogar, su hijo Lucas decidía no abandonar la naturaleza, o al menos trasladarla a su habitación. La imaginación infantil no tiene límites y el pequeño formó su propia sabana sin moverse de casa. Elefantes, jirafas y hasta cocodrilos, no falta de nada en su selva particular. Sara, maravillada ante la imagen de su hijo absorto en sus juegos con los animales salvajes, decidía inmortalizar el entrañable momento que pone la guinda perfecta a un domingo de diciembre. 

Para la presentadora, sus hijos Martín y Lucas son uno de los pilares fundamentales de su vida, "Son un chute de energía", decía recientemente sobre los pequeños. Ellos han sido los culpables de arrancarles fuerza y sonrisas a sus padres en los duros momentos que han atravesado este año cuando Iker sufrío un infarto de miocardio, del que se recupera con éxito y Sara se trataba de un cáncer en el ovario, que también ha superado. Con estas buenas noticias afrontan las navidades que se avecinan y que, a buen seguro, disfrutarán en familia.

Loading the player...

Sara Carbonero y su dulce otoño tras haber finalizado su tratamiento