Georgina, junto a Cristiano Ronaldo

Fallece la abuela de Georgina Rodríguez a los 80 años

Juana Escarabajal ha muerto en la madrugada de este viernes 22 por una insuficiencia cardíaca en la localidad murciana de Lorca

by Antonio Diéguez

Tristes momentos los que atraviesa Georgina Rodríguez. Según ha podido saber ¡HOLA!, la modelo, que mantiene una relación con el futbolista Cristiano Ronaldo, acaba de perder a su abuela materna, Juana Escarabal, a los ochenta años, quien falleció este viernes como consecuencia de una insuficiencia cardíaca.

Desde hacía dos días que Juana –madre de Ana María Hernández, a su vez progenitora de Georgina– se encontraba ingresada en el Hospital Rafael Méndez de Lorca (Murcia) por una dolencia pulmonar. A pesar de que los doctores intentaron controlar el estado de salud de la abuela de la modelo, la situación se agravó en las últimas horas hasta que se produjo elinesperado desenlace alrededor de las 5:15 horas de esta madrugada.

En estos difíciles momentos, la familia materna de Georgina se encuentra organizando el sepelio, que tendrá lugar en Águilas (Murcia), pueblo natal de doña Juana. Asimismo, está prevista la celebración de una ceremonia en el tanatorio Virgen de la Piedad de dicha localidad, a las 10:15 horas de la mañana del sábado 23.

Se desconoce si Georgina Rodríguez podrá despedir a su abuela, ya que la modelo reside actualmente en Turín (Italia) junto a Cristiano Ronaldo, que juega en Juventus F.C., y los cuatro hijos del futbolista. Aun así, la relación entre la maniquí y su familia materna está deteriorada desde el verano de 2018 a raíz de que Juana Escarabajal y Jesús, abuela y tío de Georgina, respectivamente, aparecieran en televisión para contar su delicada situación económica.

Sin duda, el 2019 ha sido un año muy difícil para la novia de Cristiano. Además de la muerte de su abuela, la modelo lloró la pérdida de su padre el pasado mes de enero: Jorge Rodríguez Gorjón falleció a los 70 años en Buenos Aires (Argentina), tras padecer las dolorosas secuelas de un infarto cerebral que le había dejado postrado en una cama tres años antes. En aquella ocasión, Georgina sí se desplazó para despedir a su padre en la capital argentina. “Es muy duro decir adiós para siempre a la figura que te quiere, te apoya, te protege, te anima y te aconseja. Perder ese gran amor es algo que te desgarra por dentro. No hay palabras que expresen este sentimiento, como tampoco hay palabras que nos consuelen”, confesó la modelo a ¡HOLA! “Algo que nos tranquiliza es pensar que ya descansa en paz. Estar casi tres años postrado en una cama, sin poder hacer él solo ni lo más básico, no es vida. Hicimos cuanto pudimos por él, luchamos junto a él... Hasta que su cuerpo no pudo más”, añadió la novia de Cristiano en dicha entrevista.