Isabel Jiménez: 'Veo a Sara Carbonero guapísima, animadísima y fenomenal'

Además de hablar de su pequeño Hugo, la almeriense nos cuenta cómo se encuentra su compañera en Oporto y aclara la situación financiera de la empresa que comparten

Casi siete meses después de dar a luz al pequeño Hugo, fruto de su matrimonio con el ingeniero Alejandro Cruz, Isabel Jiménez se encuentra disfrutando de la maternidad mientras continúa con sus compromisos profesionales. Entre ellos, se encuentra sacar adelante la tienda Slow Love, el proyecto que comparte con Sara Carbonero, que no para de expandirse pese a que algunos medios inciden en los números que registra la empresa. De todo ello habló Isabel a Hola.com en la inauguración de la tienda de decoración Kave Home en Madrid, donde también preguntamos a la presentadora andaluza sobre el estado de salud de su amiga Sara.

Isabel Jiménez: Veo a Sara Carbonero guapísima, animadísima y fenomenalVER GALERÍA

¿Te gusta tanto la decoración como la moda?

Te digo que me gusta más la decoración que la moda. De hecho, la parte de decoración de Slow Love fue un empeño mío, por yo sentirme un poquito más identificada.

¿Cómo es la decoración de tu casa?

Mi casa es muy chula. Es muy nórdica y súper abierta, todo ventanales y todo vivir hacia afuera. Toda la planta de abajo es diáfana y de decoración muy nórdica y moderna.

Supongo que tu casa habrá cambiado a raíz del nacimiento del pequeño Hugo

Ahora tengo que pensar en no dejar trastos por la casa, que yo soy de tiene que estar esto aquí. Me gusta tener siempre la casa bien. El problema es que tengo dos perras, un cachorro y una mayor que está zumbada –se ríe–, más el niño. Entonces, intentó organizarme. Lo llevo bien, de momento, porque el niño es muy pequeño. Él tiene sus rinconcitos y no tengo la casa llena de trastos, aunque me llegará ese momento.

¿Cómo ha sido la vuelta al trabajo tras la maternidad?

Pues muy bien. No me ha dado tiempo a adaptarme.

Sólo estuviste dos meses de baja.

Eso es una polémica absurda. No hay polémica ninguna porque a mí me encanta trabajar y yo necesito hacer cosas. Ante todo, la libertad de cada uno. Además de que yo quise compartir la baja con mi marido, que es un tema de igualdad y otro debate, es que mi hijo duerme muy bien. Entonces, venía a verme gente de la tele y me decía que yo estaba más descansada que nunca. Yo estaba en mi casa aburrida. El niño es buenísimo.

Isabel Jiménez: Veo a Sara Carbonero guapísima, animadísima y fenomenalVER GALERÍA

David Cantero defiende a su compañera Isabel Jiménez

El momento ¡HOLA! de Isabel Jiménez y sus compañeros de Informativos Telecinco

¿En algún momento te arrepentiste de reincorporarme tan pronto?

No. También es que me pilló en muy buena época, porque volví en junio y, al mes siguiente, en julio, me fui de vacaciones, como venía haciendo en los últimos ocho años. Luego en agosto tenía mis tardes libres y podía disfrutar de mi hijo.

¿Como está el pequeño?

Muy bien. Es súper curioso y ya tiene ganas de hablar. Hace muchos ruiditos.

¿Qué te llama la atención de su crecimiento?

Jo, todo. Soy primeriza y todo lo que hace me sorprende. Supongo que después de tres hijos, no le haces ni caso a estas cosas, pero cada día es un acontecimiento: que se siente ya solo, que coma… Ayer fue su primer pescado…  Para mí, cada día es un acontecimiento ahora mismo.

Siendo tan bueno el niño, ¿te planteas darle un hermanito pronto?

No quiero que sea hijo único, pero no inmediatamente. Quiero un poco disfrutar del niño.

Isabel Jiménez: Veo a Sara Carbonero guapísima, animadísima y fenomenalVER GALERÍA

Isabel Jiménez manda fuerzas a Sara Carbonero

Sara Carbonero e Isabel Jimémez, una amistad más allá de las pantallas

En ¡HOLA!, Sara Carbonero, radiante madrina de Hugo

¿Sara Carbonero te está dando consejos en la maternidad? ¿Cuáles son los mejores que te ha dado?

Como Sara es la madrina, ella le mima un montón. Entonces, hace función de madrina que consiente al niño.

¿Le regala muchas cosas?

Sí. Sara ejerce de madrina y muy bien, además.

¿Qué tal se encuentra Sara ahora?

Pues está fenomenal, la verdad. Yo la veo guapísima, animadísima y fenomenal.

La gente tiene ganas de verla. ¿Cuándo va a suceder esa vuelta?

Ya, pero ella tiene que sentirse preparada, con fuerzas y cuando sea el momento.

¿Cómo está Iker?

Ellos están en Oporto con una vida tranquila y creo que ellos también necesitaban de esos pequeños momentos, de su ciudad. Están en ese punto de necesitar disfrutar de la vida.

¿Sara y tú os veis con mucha frecuencia?

Sí, mucho.

¿La has visto hace poco?

Ahora no, porque ellos han estado aquí prácticamente todo el verano. Hemos estado viéndonos en Madrid y en el pueblo de Sara. Luego, hemos hecho nuestras escapadas, que nadie sabe –se ríe–.

¿Cómo interactúan los niños de Sara con el tuyo?

Ay, los cuidan más… Sobre todo, Martín, que ejerce de hermano mayor. A Lucas le gusta un ratito y luego vuelve a sus cosas. Porque es muy peque, pero Martín sí que le cuida mucho.

La tierna foto de Lucas con el hijo de Isabel Jiménez

La escapada exprés de Sara Carbonero e Isabel Jiménez

Isabel Jiménez: Veo a Sara Carbonero guapísima, animadísima y fenomenalVER GALERÍA

¿Qué proyectos tienes a la vista, al margen de presentar los Informativos?

Uy, me he metido en un berenjenal tremendo. Es un proyecto global muy chulo de sostenibilidad y que incluye muchas cosas.

¿Nos puedes adelantar algo más?

De momento, no. Cuando esté más avanzado.

¿Es algo de televisión o editorial?

Es de todo. Tiene de todo. Es un proyecto muy chulo que tiene que ver con la sostenibilidad.

Eras una madre muy hippie. Ya lo has dicho en alguna entrevista,

Mi madre dice que por qué digo esas cosas –se ríe–. Me refería a que no voy a ser la típica madre de “ay, no hagas esto” o “no hagas lo otro”. Tampoco tengo todo siempre esterilizado. En el hospital, me dijeron las enfermeras que fuese natural.

No eres, entonces, una madre obsesiva.

Para nada. Me refería a eso, que, si se cae el chupete al suelo, tampoco pasa nada. Y la leche, del tiempo. A mi madre le horroriza eso. Ahora le estoy enseñando a comer con trozos de comida muy pequeñitos. Yo ya le doy una alita de pollo con seis meses.

¿Le has dado el pecho?

Sí, pero ahora ya no.

Recuperaste la figura muy rápido. ¿Cómo lo conseguiste?

Yo me he tirado la vida haciendo yoga. Durante diez años, he hecho Pilates con máquinas y eso te compacta el cuerpo. Entonces, sólo me salió barriga en el embarazo y sólo engordé nueve kilos. Entonces, al mes de dar yo a luz, sólo me quedaba un kilo por perder. Además, me cuido. En cuanto pasé la cuarentena, volví a Pilates y con mis ejercicios y mis cosas.

¿Cómo va Slow Love? ¿Hay pérdidas, como publican varios medios?

¿Alguien se cree que, con esas cifras, cien mil euros de pérdidas son pérdidas para las personas que están detrás? ¿Crisis? No. Gracias a Dios, nosotras tenemos nuestra profesión y yo no necesito depender económicamente de esta empresa. Esta empresa, para nosotras, es un proyecto ilusionaste y ahora hemos apostado por dos marcas nuevas, cien por cien sostenibles, con colecciones cien, por cien ecológicas para mujer y para niño. ¿Tú te crees que me lanzo con eso y pienso tener beneficios ya? Evidentemente, estamos rodeadas de gente que sabe y que nos aconseja. ¿Que eso considera que son pérdidas importantes? Pues si alguien tiene esa lectura, pues que la tenga.

Más sobre

Read more