Angelina Jolie

Angelina Jolie se resiste a borrar las huellas de su pasado con Brad Pitt

La actriz aún luce el tatuaje en la espalda que simboliza su matrimonio y todavía lleva las coordenadas del lugar de nacimiento del actor en su brazo izquierdo

by Paloma Anaya

Tres años han pasado ya desde que Angelina Jolie solicitara el divorcio de Brad Pitt. Una epoca complicadísima para ambos pero que tratan de sobrellevar de la mejor manera posible. "Estos últimos años no han sido los más fáciles, pero han sacado toda la fuerza que tengo y me recuerdan que puedo ser fuerte", confesó la actriz ha encontrado en sus seis hijos su mejor apoyo en tiempos difíciles y son ellos los que le han devuelto la sonrisa. Así lo ha puesto de manifiesto con motivo del estreno de su película Maléfica: Maestra del Mal. Una cita en la que todas las miradas estaban puestas en ella y en la que la actriz de Hollywood demostró que no está dispuesta a borrar su pasado con Brad Pitt.

VER GALERÍA

Angelina volvió a dejar al descubierto sus tatuajes, cargados de simbolismo y de mensajes ocultos. Tanto en el estreno mundial en Los Ángeles como en la reciente premiere en Tokio, la estrella de cine lució el que lleva en la espalda, que se hizo seis meses antes de separarse de Brad Pitt, como símbolo de su unión, además de las coordenadas del lugar de nacimiento de sus hijos y también la del actor, que aún se puede apreciar en su brazo izquierdo.

Sí borró su tatuaje de Billy Bob Thornton

Que se haya separado no quiere decir que quiera borrar las huellas de su pasado con el que fue su pareja durante doce años. A él le unen sus seis hijos, tres de ellos adoptados -Maddox, Zahara y Pax- y tres biológicos -Shiloh, Knox y Vivienne-, por ello no hay nada que lamentar. Algo en cambio que no le sucedió con su segundo marido, Billy Bob Thornton, del que sí eliminó para siempre el recuerdo que tenía en su piel. En el año 2000 se enamoró perdidamente de Thorton, se casaron, pero en 2003 ya se habían separado. Angelina decidió entonces borrar el recuerdo que tenía en su piel, un tatuaje con el nombre de su ex marido en el brazo izquierdo, que con el tiempo sustituyó por las coordenadas del lugar donde nacieron sus hijos y también de Brad Pitt que tiene en la actualidad.

VER GALERÍA

-Angelina Jolie y su conmovedor reencuentro con Maddox después de más de un mes sin verse

El pasado mes de septiembre se cumplieron tres años desde que Angelina Jolie y Brad Pitt emprendieran sus vidas por separado. Desde entonces, la batalla por la custodia de los menores, así como el pago de la pensión por parte del protagonista de Érase una vez en Hollywood llenaron titulares en la prensa de todo el mundo.  Sin embargo, después de una época turbulenta, la expareja está a un paso de finalizar un proceso de divorcio en el que lo más complicado estaba siendo la custodia de sus hijos.

VER GALERÍA

Hace unos meses la oscarizada actriz de Inocencia interrumpida habría dado un paso enorme en su relación con el protagonista de Ad Astra llegando a un acuerdo que permitiría a su exmarido pasar parte del verano con sus hijos mientras ella rodaba en Nuevo México. Fuentes cercanas aseguraron a The Sun que ella misma se puso en contacto con Brad Pitt para proponerle que se quedaran con él mientras ella trabaja.  "Este es un gran paso para ellos y los niños, que solo han tenido un tiempo limitado con Brad desde su ruptura", señala una fuente al tabloide británicoBrad Pitt no cabía en sí de felicidad tras la decisión tomada por su exmujer. "Está en la luna. Ha invitado a sus padres, Jane y William, a que se queden con ellos en su mansión en Los Ángeles y puedan pasar un buen tiempo en familia", aseguraban. Un pacto con el que habrían acercado posturas en cuanto a sus hijos se refiere y que marca un antes y un después en su complicada separación.