Kaia Gerber, de la pasarela al patinete eléctrico por las calles de París

La hija de Cindy Crawford muestra su lado más sostenible y sorprende a los viandantes de la capital francesa

Kaia Gerber se ha consagrado como una de las modelos más cotizadas del momento. La hija de Cindy Crawford ha demostrado su belleza y talento en la Paris Fashion Week, donde ha desfilado de la mano de los grandes diseñadores de la industria textil. Desde Givenchy, Valentino y Stella McCartney, hasta Chanel, Isabel Marant y Chloé. Sin embargo, además de ser la encargada de lucir algunas de las creaciones más esperadas de la temporada, la joven también ha causado sensación fuera de la 'pista'. En una de sus últimas apariciones en la capital francesa, la hija de la emblemática modelo no solo ha llamado la atención por su atuendo, sino por el inesperado 'accesorio' con el que ha recorrido las calles de París.

Kaia GerberVER GALERÍA

La top ha sorprendido con el instrumento que está cambiando la movilidad urbana: un patinete eléctrico. Así, la estadounidense, que ha intentado pasar desapercibida tras unas gafas de sol, ha mostrado su faceta más sostenible subida a bordo de uno de estos patines de alquiler. Para el trayecto, la joven ha optado por un estilismo cómodo formado por pantalones rectos tobilleros, blazer oversize en color gris con estampado de cuadros y grandes solapas, zapatillas clásicas y bolso cruzado.

Kaia GerberVER GALERÍA

En las imágenes, se puede ver cómo la hija de Cindy Crawford se desenvuelve a la perfección con el patinete eléctrico, circulando por la carretera y acompañado por otros ciudadanos que estaban utilizando el mismo medio de transporte para moverse. Sin duda, una imagen inusual que no ha dejado indiferente a nadie.

Kaia GerberVER GALERÍA

No cabe duda de que, además de una buena dosis de estilo, moda y belleza, la semana parisina está regalando grandes anécdotas difíciles de olvidar. Una de las que más está dando que hablar ha sido la ocurrida en uno de los desfiles más esperados y en el que la propio Kaia Gerber participó, el de Chanel. En el escenario habitual de la maison, el Grand Palais, una espectadora del público, ataviada con un traje de tweed y un sombrero negro, se subió a la pasarela y comenzó a caminar como de una modelo más se tratase. La espontánea, una conocida en el mundo digital llamada Marie Benoliele que se convirtió en el objetivo de las cámaras y teléfonos móviles, continuó desfilando hasta que Gigi Hadid consiguió expulsarla del show de Virginie Viard, la sucesora de Karl Lagerfeld.

Más sobre