Iker Casillas, preocupado por el incendio forestal de su pueblo, Navalacruz

El portero sigue muy de cerca la evolución de las llamas tras haber pasado una temporada en la localidad abulense junto a Sara Carbonero y sus dos hijos, Martín y Lucas

Iker Casillas sigue con preocupación el incendio que ayer se originó en su pueblo, Navalacruz. "Imágen que no gusta ver. Algo malo está pasando cerca", publicó en sus redes sociales junto a la foto de un helicóptero cogiendo agua de la piscina natural de esta localidad abulense. El fuego, que comenzó a las 13.15 horas, se prendió en una zona escarpada y las fuertes ráfagas de viento han complicado las labores de extinción. Tras una intensa noche en la que han trabajado diversos efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y los miembros de la BRIF de La Iglesuela y la BRIF Puerto el Pico, se ha contenido el frente que avanzaba hacia el municipio, aunque se sigue manteniendo el Nivel 1. Según ha dicho el alcalde de la localidad, Benigno González Casillas, a la Cadena Ser, el incendio está perimetrado, pero todavía quedan llamas en el interior y se habrían quemado unas 122 hectáreas.

Iker CasillasVER GALERÍA

Las tareas de extinción continúan y el portero confía en que las llamas dejen de arde lo más pronto posible. Casillas ha compartido dos manos unidas en símbolo de oración sobre un vídeo de la Asociación de Trabajadores de las BRIF (ATBRIF), pertenecientes al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, mostrando las llamas desde el aire. "Vamos a por ello, Íker!", le respondieron las brigadas de refuerzo. 

Este verano está siendo muy diferente para Iker Casillas y Sara Carbonero. El portero y la periodista se han enfrentado a graves problemas de salud que han cambiado por completo sus vidas, pero se mantienen fuertes ante la adversidad. Tras pasar una larga temporada en Corral de Almaguer, el pueblo de Sara, la pareja ha disfrutado de unos días de descanso en Navalacruz, el pueblo del deportista, un lugar donde, como ha confesado el guardameta, "fui, soy y seré feliz". El matrimonio ha aprovechado su estancia en esta localidad para hacer una excursión con sus hijos, Martín y Lucas, a Ávila. La revista ¡HOLA! de esta semana, a la venta ya en tu quiosco, publica las imágenes de esta escapada familiar en la que Iker y Sara pasearon con los niños por las calles de la ciudad amurallada y aprovecharon para comprar algún souvenir.

portada-isabel-preyslerVER GALERÍA

LA REVISTA ¡HOLA! DE ESTA SEMANA YA ESTÁ A LA VENTA EN TU QUIOSCO HABITUAL

Estos días de descanso han coincidido con la sorpresa que dio el Oporto al inscribir a Casillas en su lista de jugadores para afrontar la nueva temporada. El portero, que continúa recuperándose del infarto que sufrió el pasado 1 de mayo, reflexionaba recientemente sobre la complicada etapa que estaba viviendo. "Puedo con ello. Podemos con ello", decía. En sus palabras optimistas, el portero también se refería a la enfermedad de su mujer, que le obliga a seguir un tratamiento y a visitar regularmente el hospital Ruber Internacional de Madrid, donde la operaron a finales de mayo de un tumor maligno de ovario. "Las semanas transcurren entre médicos, pruebas, incertidumbres, maletas, mucha improvisación de última hora, ratos de alivio pero, sobre todo, están llenas de momentos muy intensos que estoy saboreando como nunca", confesó la periodista. "Siento a mi gente más cerca que nunca y me estoy riendo, creo que como jamás antes lo había hecho. Porque la vida es así, un cambio constante, un regalo precioso pero envenenado", añadió. 

Más sobre