Mónica Hoyos vuelve a la normalidad: 'Me sobra todo, no necesito nada'

La ex de Carlos Lozano alucina al recuperar las cosas que se llevó en la maleta a Honduras

Mónica Hoyos ha demostrado ser una gran superviviente. La peruana ha aguantado casi tres meses en Honduras mostrando una gran disposición, sin embargo, la audiencia decidió que debía abandonar el concurso y quedarse a las puertas de la final. La ex de Carlos Lozano aceptó de mala manera su derrota y la celebración de Fabio, su rival en las nominaciones– actitud por la que llegó incluso a ser reprimida por el presentador-. Sin embargo, con el paso de los días ha podido hacerse a la idea de que su aventura ha terminado. La exazafata se reencontraba recientemente con sus pertenencias y, después de tantas semanas en los Cayos Cochinos, se ha mostrado muy sorprendida de volver a la civilización.

cocinaVER GALERÍA

"Bueno, me sobra todo, la verdad. No necesito nada", comentaba tras entrar en las habitaciones del hotel en el que se encontraba su maleta. "Así no se cocina, se cocina como cocino yo. Se pone leña, se pone fuego y la olla del puchero encima… ¿Esto qué es? ¡Y trapitos para limpiarte las manos! No, no son necesarios", decía tras entrar en la cocina y ver los hornillos de gas. Pero su mayor sorpresa llegó cuando pudo abrir la gran maleta que se había llevado al concurso. "Bueno, bueno, bueno… la maleta que traje hace tres meses, de la cual solo me pude llevar seis cosas, que han sido las más valiosas durante este tiempo y las he utilizado todo el tiempo. Ahora mismo llevo puesto unas mallas cortadas a modo de top y un calzoncillo roto", reconocía alucinada de ver su ropa. "No me voy a poner esto nunca más", decía mientras enseñaba a cámara unas sandalias con plataforma.

zapatosVER GALERÍA

- Leer más: Isabel Pantoja, muy dolida, se niega a volver a hablar con Mónica Hoyos

"Tenía que haberme llevado esto a la isla, seguro que así no me nominaban", añadía mostrando faldas de lentejuelas y vestidos de fiesta. "Vale, Mónica… ¿de verdad creías que esto ibas a usarlo?", decía para sí misma al ver el contenido poco práctico de su maleta. "Nada de esto me ha hecho falta en tres meses… Aunque, ¡anda! Esto tendría que habérmelo llevado", comentaba mientras enseñaba un carrete de hilo con lentejuelas. "Esto, que se supone que se usa para tunear la ropa, los peces cuando ven algo que brilla, y más si es blanco, van hacia ello. Así que si queréis pescar ponedlo en el anzuelo. Lo sé porque en tres meses me he dado cuenta de que van a lo blanco, que les llama la atención. Si se ven y tiene espejo, como esto, pican antes", explicaba mientras ofrecía una lección de supervivencia a la audiencia.

sedalVER GALERÍA

Más sobre

Read more