beso
Loading the player...

 

Radiantes de felicidad y sin poder dejar de sonreír. Así han abandonado Sergio Ramos y Pilar Rubio la Catedral de Sevilla tras la ceremonia de su boda, que ha durado menos de una hora. Ya convertidos en marido y mujer, el capitán del Real Madrid y la colaboradora de El Hormiguero han posado para los medios de comunicación y han atendido con simpatía y amabilidad a la multitud que esperaba bajo el sol de Sevilla para darles la enhorabuena. Allí, a las puertas del templo, han protagonizado el romántico momento que todos estaban esperando: el beso. No solo uno, ya que, por petición popular, se han dado un segundo beso entre aplausos y vítores. Y no hay dos sin tres: el tercero lo hemos podido ver cuando han posado en la finca La Alegría. "Estamos muy felices", han declarado, aunque no hacía falta que lo asegurasen: las imágenes ya hablan por sí solas. Dale al play y no te lo pierdas.

Más sobre

Read more