El complicado reto que puso al límite la vida de un concursante de 'Got Talent'

En la segunda semana de actuaciones en vivo, de nuevo una actuación pone al límite a uno de los aspirantes

Christian y Hans llegaban al plató de Got Talent dispuestos a realizar un espectacular número que, efectivamente, dejó con el corazón en un puño al público, a los miembros del jurado y a la audiencia.  "Siempre me ha gustado bucear. Bajo el agua me sentía libre, hasta que un día tuve un acciente. Mi bombona se paraba y mis oxígenos empezaban a llenarse de carbono. Sufrí una infección tóxica en los pulmones y pensé que nunca más volvería a bucear, que mi vida se había acabado, pero no me rendí. Los doctores dijeron que era imposible pero les demostré que no. Hoy jugaremos a la ruleta rusa. Si algo sale mal, moriré", decía el buceador durante su presentación. Un reto de escapismo en el que Christian se introdujo esposado y encadenado en un cubículo de agua que más tarde fue cerrado con un candado. Después de ofrecer una llave a cada miembro del jurado y de destruir todas menos dos de ellas, reduciendo las posibilidades de que el joven pudiese escapar de la pecera, el espectáculo comenzaba.

hans-cristiansVER GALERÍA

Después del susto vivido la semana pasada con Roberto Rodríguez, el programa volvió a poner en riesgo la vida de un concursante. Como en la anterior ocasión, un equipo  médico se encontraba pendiente de lo que pudiera ocurrir. Además, tras la tensión vivida en el número en el que el musculoso aspirante ponía al límite su fuerza con cuatro quads tirando de sus extremidades, Santi Millán tenía una maza para romper el cristal por si algo salía mal.

Christian llevó sus pulmones al extremo y permaneció nada más y nada menos que ocho minutos y seis segundos en apnea. Un tiempo muy superior al que podría aguantar una persona normal sin desmayarse. De hecho, el record de Houdinni, conocido por realizar una prueba muy similar en sus números, era de tres minutos y medio. Por suerte, en esta ocasión, no hubo ningún tipo de percance, aunque su cuerpo comenzó a convulsionar a los 7 minutos. Su pulso se disparaba por momentos y Santi estaba preparado para romper la urna. Hans pedía paciencia al jurado y al presentador, que suplicaban que se golpease el cristal y se parase el espectaculo, pero entonces, el concursante fue capaz de soltar sus cadenas y salir del agua para respirar. 

minutosVER GALERÍA

"Lo siento pero no me gusta lo que haces. Lo valoro mucho, pero no me gusta. ¿Por qué lo haces? No me gusta ver a la gente haciendo estas cosas. Sufro mucho", decía entre lágrimas Paz Padilla. "Tuve un accidente y me dijeron que no podría volver a estar bajo el agua más de 30 segundos, pero quiero demostrar que es posible. Me gusta lo que hago. Estoy muy bien ahora, necesito sentarme para recuperarme, me encuentro un poco mareado, pero esto es normal después de algo así. Nunca me he desmayado en el agua", contestaba él. Eva Isanta mostraba su gran admiración hacia el concursante, mientras que Edurne coincidía con ella. "Ya lo  pasé mal en las audiciones y hoy lo he pasado fatal. Los últimos 2-3 minutos me he tenido que girar. No sé si es tan bueno llevarlo al límite, pero que estés sano y salvo es lo que más me importa", decía la cantante.

"Después de lo de la semana pasada, he tenido tiempo para reflexionar y he cambiado de opinión. Y cambiando de opinión se aprende", valoraba Risto Mejide. "La semana pasada habría estado muy de acuerdo con lo que ha dicho Paz Padilla. Los que corren maratones se destrozan las rodillas, los que hacen halterofilia la espalda, los que bucean, los pulmones... Esto lo que nos demuestra es que el ser humano quiere y necesita llevar su cuerpo al límite. Enhorabuena". 

More about

Read more