Sebastián Llosa, el sobrino músico de Mario Vargas Llosa, modelo de excepción para ¡HOLA!

Tiene 26 años y es el 'chico de moda' en Perú gracias a su primer single en español, titulado 'Esa Boca'

Sebastián Llosa tuvo que aprender a lidiar con su apellido, uno de los más famosos de Perú. Su padre, Lucho Llosa, es uno de los directores y productores de cine más prestigiosos de ese país. Su madre, Roxana Valdivieso, es una estrella del rock peruano. Y su tío, el escritor Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura en 2010, no necesita más introducción.

Con semejante familia, era normal que a Sebastián le costara encontrar su propia voz. Siempre le gustó la música, pero estudió Economía en la prestigiosa Universidad de Yale, en Estados Unidos, con la esperanza de convertirse en un hombre de negocios. Ya graduado, se dio cuenta de que no podía huir del designio familiar: ser la tercera generación Llosa que se dedica al mundo artístico.

A comienzos de este año lanzó su primer single en español, Esa boca, una canción pop con influencias de reggaetón que está teniendo una gran acogida en su país. Sebastián ha posado como modelo de excepción y en exclusiva para ¡HOLA!  con los diseños del joven creador peruano Yirko Sivirich y nos ha hablado sobre su vida, sus proyectos y lo que le une a su famoso tío.

-¿Cuándo descubriste que la música era tu vocación?

-La música fue siempre una parte importante de mi vida, pero no fue hasta después de terminar la universidad que descubrí que quería dedicarme a cantar y escribir canciones. Antes, pensaba que tenía que dedicarme a algo que yo percibía como más seguro, o menos arriesgado. Finalmente me di cuenta que estaba luchando en contra de lo que en realidad me gustaba y que tenía que cambiar de ruta para ser feliz.

-Tu madre es una gran cantante. ¿Ella influyó en que te dedicaras a la música?

-Definitivamente. Cuando era pequeño, ella me introdujo a sus cantantes y bandas favoritos que rápidamente se volvieron los míos. En mi casa se escucha mucha música de todos los géneros y creo que eso ayudó a desarrollar mi gusto por la música.

-¿Eras de esos niños que cantaban en los actos escolares y en las reuniones familiares?

-¡No! Me gustaba cantar, pero me daba vergüenza hacerlo frente a otras personas. A los catorce o quince años descubrí la guitarra eléctrica y una o dos veces toqué en pequeños conciertos, pero nunca me permití tomármelo en serio.

-¿Cuál fue la reacción de tus padres cuando les dijiste que querías ser músico?

-Me apoyaron absolutamente desde un inicio. Saben que es una industria muy complicada, pero toda mi familia se dedica a cosas similares. Mi madre es cantante y mi padre es cineasta. Es una familia donde no hay empresarios ni abogados. Conocen la naturaleza inestable de las carreras artísticas, pero también entienden que uno tiene que hacer lo que le nace.

-Escribes tus propias canciones. Y escribir es cosa de familia, ¿no?

-Sí, escribo mis propias canciones. Pero no podría comparar lo que yo hago con escribir novelas, aunque sí me gusta contar historias con mis canciones.

-¿Qué artistas son los que te inspiran o influyen en tu música?

-Crecí escuchando rock clásico en inglés, pero ahora escucho de todo. Creo que hay gente como J Balvin o Bad Bunny que están haciendo cosas muy interesantes con el género urbano en español. En inglés escucho mucho a artistas como Bon Iver y James Blake, y también a otros como Drake y Kanye West.

-¿Cómo ha sido recibida “Esa boca” en Perú?

-¡Le está yendo muy bien! Estoy realmente agradecido con la buena respuesta que ha tenido hasta ahora. Es alentador que mi primera canción en español haya sido recibida bien.

-En algún momento barajaste la posibilidad de cambiar tu apellido...

-Ya no. Esa idea nació, creo, de mi inexperiencia y quizá también de un deseo de independizarme. Por varios motivos ahora pienso que no era una buena idea. Primero, porque llamarme solamente Sebastián complica mucho que las personas puedan encontrarme y llegar a mis canciones. Segundo, y más importante todavía, porque me gusta llamarme como me llamo.

-¿Qué proyectos tienes ahora entre manos?

-A través de un amigo conocí a Franjo Antich, mi productor, y hemos pasado todo el año pasado experimentando con distintos estilos hasta que finalmente encontramos el correcto. Estamos ahora embarcados en el proyecto de terminar suficientes canciones como para tener un disco completo. También, en los próximos días estaré grabando el videoclip para mi siguiente canción, que dirigirá mi hermano Mateo. Creo que esa canción saldrá a mediados de marzo.

-¿Cuál es tu sueño como músico?

-Mi meta a largo plazo es que mis canciones se escuchen en Latinoamérica y España, y poder hacer giras. Por ahora, estoy enfocado en dedicarme por completo a la música. Para mí no hay nada mejor que poder pasar todo el día en el estudio trabajando.

-Tienes un tío escritor y premio Nobel. ¿Influyó de alguna manera en tu manera de entender el arte y el proceso creativo?

-Influyó de todas las maneras posibles. Crecer alrededor de mi tío significó estar siempre expuesto a temas de conversación y a discusiones fascinantes. También es una fuente de motivación ver de cerca a alguien que se dedicó tan de lleno y con tanta pasión a una carrera artística tan rica como la que ha tenido él. La verdad es que mi familia entera me sirve de motivación. Mis padres y mis primos también tienen carreras fascinantes y me han influenciado muchísimo.

Fotógrafo: Alexander Pérez-Flores

Estilista: Lisseli Santos

Maquillaje: Adrián Rey

Diseñador: Yirko Sivirich

More about

Read more