Francisco Rivera anuncia con esta foto que su hijo con Lourdes Montes está a punto de nacer

Su mujer ha ingresado para dar la bienvenida a Curro, el segundo hijo del matrimonio

Francisco Rivera y Lourdes Montes están a punto de abrazar a su hijo. La andaluza ya ha ingresado para dar a luz a segundo bebé, un niño al que llamarán Francisco, aunque para la familia será Curro. Ha sido precisamente el torero el que ha anunciado la noticia al publicar una imagen en la que aparece con ropa de quirófano antes de acompañar a su mujer. "Ya mismo vamos a ser uno más... #cerqui de quirófano", ha escrito mostrando su emoción ante este momento tan importante. 

lourdes-francisco-igVER GALERÍA

Con la inminente llegada del pequeño, el matrimonio aumenta la familia dando un hermanito a la pequeña Carmen, que nació el 19 de agosto de 2015. Francisco Rivera se ha mostrado exultante desde que conociese que iba a volver a ser padre. Tras dos niñas – también es padre de Cayetana, fruto de su matrimonio con Eugenia Martínez de Irujo- verá, por fin, cumplido su sueño de convertirse en padre de un varón. Hace un mes, se mostraba impaciente por ver la carita a su bebé en la tradicional cena de toreros celebrada en el Rastrillo de Nuevo Futuro, donde reveló que la pequeña Carmen también estaba “como loca” por conocer a su hermanito. 

fran-lourdes-gtresVER GALERÍA

Francisco Rivera y Lourdes Montes comenzaron su relación en 2011 y dos años después anunciaron en exclusiva en la revista ¡HOLA! que ya tenían fecha para su boda. "Nos casamos el 14 de septiembre y mi hija Cayetana será la madrina", explicó el torero. "Quiero formar con Lourdes la familia que he soñado toda mi vida. No es que esté feliz, es que no me lo creo", confesó.

Lourdes, que hasta el último momento ha continuado con su día a día y se ha mostrado imparable a pesar de su avanzado estado de gestación, confesaba recientemente que el embarazo de su pequeño Curro lo ha vivido de una forma completamente diferente a como lo hizo con Carmen. “Físicamente estoy un poco más fastidiada. En el primero es todo nuevo, pero con una niña de tres años es más complicado; estás más pendiente de ella y menos de ti, pero también se vive de una manera más tranquila porque como ya es algo conocido no te asusta tanto todo”.

More about

Read more