En su año más extremo, Eiza González habla de lo que ha tenido que dejar para perseguir sus sueños

La actriz habló con 'Despierta América' y confesó que es lo más difícil de ser famosa

Sin duda alguna, para Eiza González el 2018 ha sido el más importante en su carrera, pues tan solo en ese tiempo filmó 11 películas, desfiló por la alfombra roja de la entrega de los Premios Oscar -donde causó sensación con su famoso e icónico vestido amarillo de Ralph Lauren-, eso sin mencionar que fue invitada a la gala anual del MET en Nueva York, uno de los eventos de moda más importantes del mundo.

Eiza en los OscarVER GALERÍA

Y aunque la hermosa mexicana ha visto cristalizado el sueño americano, reconoce que los sacrificios que ha hecho para lograrlo han sido duros y que a pesar de estar disfrutando del éxito, extraña a los suyos. “Dejar a mi familia, ha sido muy difícil, dejar a mi sobrino chiquito, me ha costado mucho, lo veo cada año no lo veo casi como lo quisiera ver y perderme ese crecimiento de mi familia es muy difícil”, dijo la actriz en entrevista con el programa Despierta América (Univision) a propósito del estreno de su más reciente película Welcome To Marwen, en donde interpreta a una muñeca mexicana que representa a las Adelitas (mujeres que participaron como guerrilleras en la Revolución Mexicana).

Más notas como esta:

- Eiza González paraliza las redes sociales con un diminuto bikini

- Eiza González se transforma en 'la sirenita' ¡y hasta canta como ella!

- Eiza González comparte la sonrisa más tierna de su álbum de recuerdos

Como cualquier persona, Eiza tiene temores y confiesa sentirse insegura y entrar en ansiedad cada vez que se imagina su vida sin hacer lo que más le gusta. “Tengo mucha ansiedad, tengo miedo de que esto sea el final, todos los días pienso ‘qué si esto es el final’, entro en pánico porque amo mi trabajo y tengo miedo de que vaya a acabar. (Tengo) tantas ganas de representar a mi país de manera positiva y que se sientan orgullosos de mi”, confesó la actriz.

Eiza González VER GALERÍA

Sin embargo, Eiza sabe que no está sola en este mundo y que tiene a su lado a su madre, la exmodelo Glenda Reyna, quien además ha sido su más grande mentora y quien le da grandes consejos cuando más lo necesita: “(Mi madre me dijo) Lo único que importa al final del día es que seas tú misma, que aceptes tus inseguridades, tus virtudes, y seas la buena persona que eres y nunca hagas nada malo, así como los  hecho toda tu carrera, te has dedicado a hacer las cosas bien y tal vez en algún vez en algún momento como cuando estabas en México no paso tan rápido como querías. Pero ve como la vida te va pagando las cosas buenas y cuando obras bien, las cosas pasan bien”, relató la también cantante.

Eiza González y su mamáVER GALERÍA

 Eiza González reconoce su propio esfuerzo y se dice orgullosa de lo que ha logrado desde que inició su carrera en la telenovela infantil Lola, Érase una vez, hasta el día de hoy, cuando comienza a destacar en Hollywood. Sin embargo, eso no la ciega y sabe que la mayor recompensa está en el orgullo que siente alguien muy importante en su vida. “Yo me siento orgullosa, pero que mi mamá me diga que se siente orgullosa de mi, es el mejor regalo que la vida me pueda dar”.

Eiza y la felicidad

Eiza reconoce que hacer carrera en el competido mercado anglosajón no ha sido lo que esperaba y reconoce que no siempre el éxito viene de la mano con la felicidad. “Siento que pensé que la felicidad venía con el éxito y no realmente… todo son lecciones, y me doy cuenta que no todo el éxito es la felicidad”.

Afortunadamente la actriz no pierde el piso tiene muy claro lo que ella necesita para ser feliz. “Es la familia, los valores, quererte a ti mismo, respetar tu cuerpo, darte permiso, perdonarte, eso es la felicidad”.

Más sobre