Cinco años después

El caso de Mario Biondo, marido de Raquel Sánchez Silva, se reabre con una tercera autopsia en Italia

El cámara falleció en la casa que compartía en Madrid con la presentadora en 2013

Han pasado cinco años desde el fallecimiento de Mario Biondo, marido de Raquel Sánchez Silva. Tras ser encontrado muerto en el domicilio que la pareja compartía en Madrid, la investigación española concluyó que se trataba de un suicidio, pero la familia del cámara nunca ha estado de acuerdo con esta sentencia e intenta ahora, a través de una tercera autopsia, esclarecer lo sucedido. Pippo y Santina Boindo, los padres del italiano, han conseguido que se exhume el cadáver, enterrado en el cementerio de Santa Orsola de Palermo, y sea trasladado al Instituto de Medicina Legal del Policlínico de la misma ciudad. Un grupo de expertos, entre los que hay 3 investigadores privados y cinco peritos de la Fiscalía italiana, llevarán a cabo un nuevo examen.

El caso de Mario Biondo se reabre en Italia con una tercera autopsiaVER GALERÍA

Raquel Sánchez Silva, obligada a revivir el momento más amargo de su vida

La familia, que lleva todos estos años luchando por esclarecer lo sucedido, ha explicado que horas antes del supuesto suicidio, Mario Biondo habló por teléfono con su hermana y le contó sus planes e ilusiones, algo que no encajaría con el veredicto de la autopsia española. Ahora, los expertos tienen un plazo de dos meses para sacar nuevas conclusiones del caso, mientras el cuerpo del cámara es trasladado, según El País, a su nuevo lugar de sepultura en el panteón de la familia Biondo en Montelepre, una localidad cercana a Palermo.

El caso de Mario Biondo se reabre en Italia con una tercera autopsiaVER GALERÍA

En abril de 2014 Raquel Sánchez Silva denunció a la familia Biondo por acoso después de querer irrumpir en su antigua casa (la residencia que habitaba junto a Mario y que la presentadora abandonó tras el fallecimiento), en la casa de su madre e incluso en la de su asistenta. Además, denunció las vejaciones públicas que los Biondo hacían de ella en las redes sociales. Dos años después, la justicia le dio la razón y condenó a la familia Biondo a indemnizarla con 3.000 euros en concepto de daños morales y a abonar las costas del juicio.

Raquel y Mario se conocieron durante la grabación del programa Supervivientes en el año 2011 y el 22 de junio de 2012 se dieron el "sí, quiero" en Taormina, Sicilia, la tierra natal de él. "Es el mejor hombre de la Tierra y es mil veces mejor que yo", declaró la presentadora tras su enlace. 

Más sobre

Leer más