Rodeada de sus seres queridos, Selena Gómez recibe tratamiento después de sufrir una crisis emocional

En los últimos días Selena Gomez tuvo problemas en su salud, un efecto secundario del trasplante de riñón que recibió un año atrás

Selena Gomez, una vez más, se encuentra rodeada de las personas que más la quieren para demostrarle su apoyo en una situación delicada. Para la joven cantante no han sido semanas sencillas, pues en los días pasados estuvo hospitalizada en dos ocasiones a causa de un recuento bajo de glóbulos blancos, padecimiento que podría ser un efecto secundario del trasplante de riñón que tuvo hace un año, según informan People y TMZ. Las visitas al hospital no fueron nada agradables para la también cantante de 26 años, quien sufrió un ataque de pánico que la ha llevado a buscar ayuda extra para volver a ser la chica que con s sonrisa conquista sobre las alfombras rojas y los conciertos.

selena-gomez-1aVER GALERÍA

A pesar de que Selena Gomez no pasó días agradables durante su visita en el hospital, la joven optó por buscar ayuda para tratar los problemas emocionales que ha tenido en días recientes. "Está rodeada de sus familiares y amigos más cercanos y tiene mucho apoyo", reportó People. La publicación señala que la intérprete de Bad Liar tiene en mente un tratamiento especializado que podría tomar en la Costa Este.

"Selena ha estado haciendo un gran esfuerzo recientemente para mantenerse enfocada y no dejar que su salud la afecte", informó E! News. Antes de sentirse agobiada por su salud, la cantante estuvo muy activa escribiendo nueva música, además se mudó al Condado de Orange en busca de tranquilidad y nuevos aires en los que pudiera sentirse más relajada. Sin embargo, los problemas de salud fueron lo que ocasionó que llegara al hospital y que, eventualmente, la hicieron recaer emocionalmente.

Notas relacionadas:

- La sensual foto de Selena Gomez que tanto comentan sus fans

- ¿Indirecta para sus ‘haters’? El accesorio con el que Selena Gomez llamó la atención

Selena confía en esta ayuda, pues a principios de año recibió un tratamiento en Nueva York que la ayudó a superar la ansiedad y la depresión. Ahora, según las publicaciones, Selena estaría recibiendo una terapia conductual dialéctica en el mismo lugar, que la ayuda a identificar y cambiar los pensamientos negativos y los patrones de conducta.

selena-gomez-1zVER GALERÍA

Una pausa en las redes sociales

Semanas atrás, Selena Gomez se dirigió a sus seguidores en las redes sociales para anunciar que tomaría un receso del mundo virtual, lo que en ocasiones anteriores le ha ayudado a mejorar su situación emocional. "Por muy agradecida que estoy por la voz que las redes sociales nos dan a todos, estoy igual de agradecida de poder dar un paso atrás y vivir mi presente en el momento. ¡La bondad y la valentía serán sólo por un rato! Sólo recuerden - los comentarios negativos pueden herir los sentimientos de cualquiera, obviamente", escribió la ex chica Disney en su publicación.

Selena se ha enfrentado a complicaciones en su salud debido al lupus que padece. El año pasado, la cantante dejó a todos sorprendidos al revelar que había recibido un trasplante de riñón que su amiga, Francia Raisa, le donó. Con una fotografía en su cuenta de Instagram, Selena enmarcó un emotivo momento junto a su amiga, ambas hospitalizadas y con miradas que dicen más de lo que se puede ver. Días después, Selena compartió imágenes de su recuperación y semanas después ambas revelaron cómo fue la situación para ambas. Francia se encontraba viviendo con Selena cuando se enteró de que la salud de su amiga estaba delicada.

Selena Gomez y Francia RaisaVER GALERÍA

"Un día llegó a casa muy alterada. No le había preguntado nada. Sabía que no se sentía bien", contó Raisa. "No podía ni abrir una botella de agua. Eso le afectó y empezó a llorar. Fue cuando le pregunté qué pasaba y me contó. Dijo que no sabía qué hacer porque la lista de espera para un riñón era de siete a 10 años", agregó. Para Selena, escuchar que su amiga le donaría un riñón sin interés de por medio fue la mejor noticia. Aún con su buena voluntad, faltaba que fuera compatible, una buena noticia que recibieron en sólo un día de pruebas que, por lo general, llega a tardar hasta seis meses. La cirugía unió más a las amigas, quienes desde ese entonces han lucido con orgullo la cicatriz.

Más sobre