Este fin de semana, Serena Williams estuvo a punto de acariciar su séptimo título en el último torneo de Grand Slam de la temporada y el vigésimo cuarto de su carrera profesional; ganar el torneo le habría permitido empatar con la legendaria australiana Margaret Court, quien tiene la mejor marca. Pero las cosas no salieron como lo deseaba y ahora deberá pagar una multa de que será descontada de su premio de $1,87 millones, cifra que obtuvo Williams tras quedar como subcampeona del US Open.

Serena Williams se enfrentó RamosVER GALERÍA

Williams fue penalizada en el segundo set por cometer tres violaciones del código de conducta durante el segundo set de la final femenina. La sanción fue hecha por el juez de silla, el portugués Carlos Ramos, por recibir ayuda desde el palco de su entrenador, Patrick Mouratoglou, romper la raqueta contra el suelo y abuso verbal. “Eres un ladrón y un mentiroso” ha sido la frase que le ha costado a Serena 17 mil dólares, una penalización impuesta por los organizadores del torneo luego de que la tenista se enfrentara al juez de una manera tildada de irrespetuosa. Serena fue vencida por la japonesa Naomi Osaka por 6-2 y 6-4 y su reacción ante las sanciones fue muy comentado en medios y redes sociales.

RELACIONADO: Serena Williams y el emotivo mensaje que recibió de su esposo a un año de luchar por su vida

La japonesa Naomi Osaka venció a Serena WilliamsVER GALERÍA

“Me debes una disculpa, eres un mentiroso. Eres un ladrón, me has robado un punto. Nunca más vas a volver a ser árbitro en un partido mío. Nunca”, le dijo sumamente enfadada a Ramos, una escena que le ha dado la vuelta al mundo. En una rueda de prensa realizada posterior al encuentro, Williams señaló que las sanciones fueron "sexistas". Este episodio eclipsó el triunfo de su rival, de 20 años, quien se convirtió en la primera tenista japonesa que gana el US Open y un torneo del Grand Slam.

Serena Williams sancionadaVER GALERÍA

Por su parte, Billie Jean King -una extenista considerada como una de las jugadoras más grandes de este deporte y ganadora de 39 títulos Grand Slam- indicó que se trataba de un tema de desigualdad de género y defendió a Serena. “Varias cosas terminaron muy mal durante las finales femeninas de @usopen de hoy. Se debe permitir el entrenamiento en cada punto en el tenis. No lo es, y como resultado, un jugador fue penalizado por las acciones de su entrenador. Esto no debería suceder”.

 

“Cuando una mujer es emocional, está ‘histérica’ y se la penaliza por ello. Cuando un hombre hace lo mismo, es ‘franco’ y no hay repercusiones. Gracias, @serenawilliams, por llamar la atención sobre este doble estándar. Se necesitan más voces para hacer lo mismo”, escribió en Twitter la extenista de 74 años, quien también aprovechó la ocasión para felicitar a la campeona.

Más sobre