Isabel Preysler vuelve a ser fotografiada en bikini 23 años después

La revista ¡HOLA! de esta semana lleva en su portada la imagen más buscada, la que hacía 23 años que no se producía: Isabel Preysler en bikini. Las fotografías han sido tomadas durante sus vacaciones secretas con Mario Vargas Llosa en Maldivas, y como si no hubiera pasado el tiempo por ella, Isabel aparece espléndida con su impecable silueta de siempre.

SI QUIERES LEER EL REPORTAJE COMPLETO, CONSIGUE LA REVISTA A PARTIR DEL MIÉRCOLES EN EL QUIOSCO O DESCÁRGATELA AQUÍ A PARTIR DEL VIERNES

Hace 23 años, como decíamos, también la veíamos en bikini. Fue durante un reportaje para la revista ¡HOLA! en el que posaba con Tamara Falcó y Ana Boyer en la piscina de su casa de Madrid. Entonces lucía un bikini sin tirantes de color amarillo y estampado animal print, que combinó con un parejo a juego. Sin más complementos, estaba radiante con su melena suelta y su sonrisa.

A Isabel se le ve con un único traje de baño en el reportaje que publicó ¡HOLA! en 1995, al igual que en la portada de este miércoles donde la vemos con un bikini de estampado tropical en tonos pastel.

Aunque la "percha" siga siendo la misma, mucho ha cambiado la vida de Isabel en los últimos años.“¿Imaginarme en esta etapa enamorada como una adolescente? No, claro que no”, contaba a ¡HOLA! cuando se cumplía su primer año de amor con el escritor peruano, con quien mantiene una sólida relación desde 2015. La pareja disfruta de una luna de miel permanente sin necesidad de haber pasado por el altar. "Si llegase a ocurrir una boda entre Mario y yo, sería algo muy íntimo y muy discreto. Pero ya me siento casada y él siente lo mismo. Para nosotros no es importante firmar un contrato, no lo necesitamos", confesó Isabel en ¡HOLA!. 

EXCLUSIVA en ¡HOLA!: descubrimos a Isabel y Mario en sus vacaciones secretas en Maldivas

- Así es el lujoso resort donde han pasado sus vacaciones secretas Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa

Isabel y Mario han disfrutado de unas vacaciones de ensueño en una villa de estilo 'loft', rodeada de vegetación y con acceso directo al mar. Mientras el premio Nobel escribía durante horas, Isabel leía, tomaba el sol y se dedicaba a nadar en el mar... Sin duda, uno de los secretos de su buena forma física.

More about