Meditación y agua limpia: el papel del entrenador fue clave para la supervivencia de los niños en la cueva de Tailandia

Ahora que los 12 chicos -que permanecieron más de tres semanas atrapados en una cueva de Tailandia- están sanos y a salvo, muchas personas han culpado al entrenador Ekapol Chantawong por haber introducido a los menores en el interior de esta caverna, una experiencia que casi le cuesta la vida, incluyéndolo.

Sin embargo, hay un aspecto muy importante que otras personas han resaltado y por el que ahora es considerado un héroe: los consejos del joven de 25 años mantuvieron con vida a los 12 chicos. Tal vez su experiencia como monje -que vivió tres años antes de unirse a 'Jabalíes salvajes'- tuvo algo que ver con esto.

tailandia-coach-getty2VER GALERÍA

Como resaltaron las autoridades tailandesas, Ekapol emprendió una estrategia para mantener con vida a su equipo dentro de la cueva y supo que tarde o temprano un equipo llegaría para salvarlos. El entrenador repartió comida entre los chicos, incluso él era uno de los más débiles cuando fueron encontrados y había pasado nueve días sin ingerir alimentos. También les enseñó a los chicos a beber agua filtrada de las rocas.

También les enseñó a meditar, una estrategia para consumir menos oxígeno y conservar el máximo de energía hasta que los hallasen. Además, esto también les sirvió mantener la calma y la esperanza. Les explicó que si se mantenían tumbados y se movían poco aguantarían más.

tailandia-coach-gettyVER GALERÍA

"Si no hubiera estado con ellos, ¿qué le habría sucedido a mi hijo?", se preguntó la madre de uno de los chicos en la televisión tailandesa. "Cuando salga tenemos que curar su corazón. Mi querido Erk, nunca te culparé". El pasado domingo, el entrenador les escribió una carta disculpándose por lo sucedido: "Todos los niños están bien. El equipo de rescate nos está cuidando. Prometo que yo también cuidaré de los niños lo mejor que pueda. Gracias por el apoyo y por favor aceptar mis disculpas".

Según The Washington Post, un amigo cercano del joven, que se quedó huérfano con tan solo 10 años y vivía por ello en un monasterio, algo habitual en la región para los niños huérfanos. "Los quiere más que a sí mismo" asegura Joy Khampai. "No bebe, no fuma, es el tipo de persona que se cuida y que enseña a los chicos a hacer lo mismo".

RELACIONADO: Concluye con éxito el rescate de los doce niños y el entrenador atrapados en la cueva tailandesa

De momento, Ekapol se recupera en el hospital provincial de Chiang Rai tras haber sido rescatado de último. Al margen de lo que opinen las familias y la sociedad tailandesa se ignora si se le imputarán cargos o se le castigará de alguna manera por todo lo sucedido, dado que el grupo de niños estaba a su cargo. De momento, las autoridades no han hablado al respecto.

Más sobre

Regístrate para comentar