A diario, este hombre visita las orillas del mar con una foto de su difunta esposa

Su rutina llamó la atención de uno de los residentes de Nápoles, Italia, que convirtió su historia en algo viral

Hay amores que duran por toda la eternidad, como el de Giuseppe Giordano, un residente italiano de 70 años de edad, que aún después de 7 años de haber enviudado, sigue demostrándole a su esposa cuánto la quiere y la extraña. Su historia se ha hecho viral, conmoviendo los corazones de miles de personas en el mundo por su rutina diaria, en la que incluye el recuerdo de su amada mujer.

Nota viral VER GALERÍA

Cada atardecer, Giuseppe llega al paseo marítimo del pueblo de Gaeta. Ahí, en donde encuentre un lugar para sentarse, se acomoda con la vista hacia el mar. En la mano lleva un marco con la fotografía de su esposa, mismo que coloca junto a él también mirando hacia el horizonte. Giuseppe, lo único que busca es que su amada lo acompañe como hace tanto tiempo para contemplar la puesta de sol.

Notas relacionadas:

- A los 80 años logró reunirse con su madre biológica, de hoy 100 años de edad

- Para su cumpleaños número 103, esta mujer recibió a la mejor compañía

Giuseppe llamó la atención de Giorgio Moffa, otro de los residentes de Nápoles, que notó su presencia a la orilla del mar día a día. Después de darse cuenta de lo que el hombre hacía a diario, quiso compartir la historia con el mundo. "Hace días que viene, no conozco a esta espléndida persona. Solo sé que el suyo seguramente fue un gran amor. Le he visto llorar; creo que ya no nacen hombres así", contó Giorgio, que pudo ser testigo de esta tierna escena desde la pizzería que administra en la zona. "Un abrazo fuerte, querido amigo. Eres un gran hombre", puntualiza en su publicación.  

La historia detrás de la rutina de Giuseppe

Después de publicar la foto, Giorgio recibió cientos de comentarios sobre la enternecedora acción del hombre. La mayoría con la misma duda: ¿qué había pasado con su esposa? Motivado por la curiosidad, el dueño de la pizzería esperó al hombre que tanto había llamado su atención y se acercó a él para preguntárselo.

Nota viral VER GALERÍA

Según reveló La República, Giorgio explicó que aquel hombre había enviudado hace 7 años. La causa fue una enfermedad de la que su esposa no se recuperó. Para él, asimilar su pérdida no ha sido nada fácil y, como no puede estar sin ella a pesar del tiempo que ha pasado, lleva consigo la imagen enmarcada. "Como símbolo de un amor que no termina, de la distancia y de la soledad", explicó el comerciante.

Durante su matrimonio, Giuseppe y su esposa tuvieron tres hijos, pero su amor fue tan grande que él aún quiere sentir que ella está cerca, y es por eso que cada tarde, cuando camina hacia la orilla del mar, sujeta con mucha fuerza contra su cuerpo el marco en el que porta la fotografía con la que más recuerda a su amada esposa.

Más sobre

Regístrate para comentar