El 'baby boom' de este departamento de bomberos que ha sorprendido a todos

Sin planearlo, 7 de los bomberos de esta estación se convirtieron en padres con pocas semanas de diferencia

Pocas veces una coincidencia entre amigos y compañeros de trabajo se torna en un evento lleno de alegría para ellos y sus familias, como la que le sucedió a los bomberos del departamento de Glenpool en Oklahoma. Sin planearlo, siete de los trabajadores de la estación se convirtieron en papás con pocas semanas de diferencia y, para conmemorar la linda coincidencia, las esposas de los proclamados héroes de la comunidad, quisieron tomar una foto del recuerdo que, sin imaginarlo, ha dado la vuelta al mundo.

El baby boom del departamento de bomberosVER GALERÍA

La idea surgió de una de las esposas de los bomberos, cuando aún no nacían todos los bebés, pero sabían que en cuestión de días cada una de las familias involucradas tendrían un nuevo integrante. Al principio la idea parecía muy buena y en la mente de los felices padres, sería fácil hacer las tomas en la estación de bomberos. Pero no contaban con que los bebés no estaban acostumbrados a posar y capturar las imágenes no fue tan sencillo como parecía.

Notas relacionadas:

- Recién nacidos, estos mellizos no praban de llorar hasta que volvieron a estar juntos

- Vio nacer a su hija vía FaceTime y sus lágrimas provocaron el aplauso de una multitud

"Honestamente, no fue fácil tener a 7 bebés tratando de cooperar para una foto, pero fue una tarde encantadora en la que todos nos reímos por ese pequeño gran detalle", contó Melanie Todd, una de las orgullosas mamás de los 7 de Oklahoma. Una de las fotos muestra a los felices papás cargando cada quién a su bebé, mientras que la otra toma era un bello intento de tener a los niños recostados sobre la chaqueta del uniforme de los padres y playeritas con su apellido escrito en ellas.

"Cuando vimos el resultado final, estábamos muy emocionados", dijo Melanie, aunque el verdadero deseo al saber que las siete parejas se embarcarían en la paternidad al mismo tiempo no era sólo tomar fotos de los bebés. "Somos un grupo cercano, así que estamos felices de habernos tomado un tiempo para compartir con los niños y los papás. Ahora sólo esperamos seguir viéndolos crecer juntos", expresó la feliz mamá.

El baby boom del departamento de bomberosVER GALERÍA

Una feliz coincidencia

Ninguno de los siete papás sabía que algo tan especial los uniría además de trabajar para salvar las vidas de la comunidad. "Sólo pasó. De pronto todos tuvimos hijos en menos de un año", contó Mick Whitney a CBS cuatro semanas después de haber debutado como papá.

Mick detalló que los siete bomberos con quienes trabaja y que ahora son padres, en realidad son mucho más que compañeros de trabajo o colegas. Entre ellos reina una amistad bastante especial que se expande entre sus esposas, y ahora con sus hijos. "Los chicos y yo pasamos tiempo juntos en la estación y cuando estamos fuera, nos reunimos con nuestras esposas. Salimos en grupo. Vamos a pescar, a cenar o convivimos. Es una dinámica única", agregó el bombero.

Más sobre