Los motivos por los que Harry de Inglaterra y Meghan Markle no se irán de luna de miel todavía

Los recién casados posponen su viaje de novios para cumplir con su primer compromiso oficial

by HOLA! USA

Harry de Inglaterra y Meghan Markle no van a irse de luna de miel inmediatamente después de la boda real. Todavía, no. La pareja, que al parecer ha planeado un romántico viaje de novios a Namibia, esperará al menos una semana más para marcharse. Una de las principales razones por las que pueden haber decidido posponer su partida es pasar tiempo con la madre de Meghan, que ha cruzado el globo expresamente para compartir con ellos su gran día. Doria Ragland vive en Los Ángeles y, ahora que su hija comienza oficialmente una nueva vida como miembro de la Familia Real británica a miles de kilómetros de ella y las visitas transoceánicas no serán tan frecuentes como desearían, sin duda querrá exprimir cada segundo a su lado en el Reino Unido, el nuevo país de Meghan.

meghan-gettyVER GALERÍA

¿Es este el lugar elegido por el príncipe Harry y Meghan Markle para su luna de miel?

Ideas para una luna de miel 'a lo Windsor'

El 'efecto Meghan', un fenómeno global

Otro de los motivos que les retiene es su primer compromiso oficial, que según las últimas informaciones tendrá lugar la semana que viene. Los detalles de esta primera aparición pública como Duques de Sussex no han trascendido aún, pero se espera que una vez debuten como matrimonio en sus deberes reales emprendan por fin rumbo a su particular paraíso, donde saborearán las mieles del amor, ajenos al mundo.

Los enamorados guardan las mejores memorias de África. Allí escribieron el prólogo de su historia en los comienzos de un mes de julio, cuando habían pasado tres o cuatro semanas de su primera cita: “Hicimos una acampada en Botsuana, solos bajo las estrellas… Ella vino y me acompañó cinco días, lo que fue absolutamente fantástico” y de allí, de sus canteras, procede el diamante con el que sellaron su compromiso. Allí vuelven, ahora como marido y mujer, dispuestos a disfrutar de un paraje único en Namibia, donde tendrán mucho que visitar: los safaris, las dunas de arena de Sossuvlei, hábitat de una gran variedad de animales como cebras, antílopes y avestruces, y la localidad de Kaokoland, hogar de la tribu Himba, una de las últimas nómadas de África.

namibia-lunaVER GALERÍA

Pueden optar también por el plan B: aprovechar la paz y la privacidad que ofrecen los campamentos de lujo para relajarse y descansar después de los agitados meses de preparativos nupciales. O un combinado de ambos. Todo apunta a que, decidan lo que decidan, se alojarán durante su estancia en el campamento más nuevo de Namibia, el Campamento de Hoanib Valley de Natural Selection. 

También el Duque y la Duquesa de Cambridge esperaron a la semana siguiente a la boda para irse de luna de miel a otro destino excepcional, las Seychelles. El príncipe Guillermo volvió a su trabajo como piloto de helicópteros de búsqueda y rescate en Anglesey un par de días después del enlace. Pero todo lo bueno se hace esperar y, llegado el preciso momento, la pareja se embarcó en un romántico viaje de novios inolvidable.

meghansola-gettyVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar