Tras el momento polémico que vivieron el presidente Donald Trump y la Primera Dama, Melania, donde se les vio algo descoordinados para darse la mano -desatando así una ola de respuestas de todo tipo en las redes sociales-, la pareja se mostró seria y estoica mientras esperaba en las escaleras frente a la Casa Blanca al Presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, y a su mujer, Brigitte previo a su primera cena de Estado.

Melania TrumpVER GALERÍA

Melania, de 47 años, eligió un modelo de Alta Costura Chanel con encaje Chantilly pintado a mano con plata y tejido con lentejuelas de cristal; mientras que la Primera Dama francesa, de 65 años, se decantó por un diseño de la firma Louis Vuitton con bordados en oro. Los Macron posaron junto a los Trump para que los periodistas y fotógrafos presentes pudieran captar el momento.

Un poco más temprano, la pareja presidencial estadounidense había protagonizado una anécdota “incómoda”, donde Trump, de 71 años, había hecho un sutil intento por sostener la mano de su esposa. Al principio extendiendo el dedo meñique, para terminar dando un leve “apretón”, hasta que finalmente Melania posó su mano sobre la de su marido.

Melania TrumpVER GALERÍA

El momento fue captado por MSNBC y analizado extensivamente por el mundo de usuarios en Twitter. Algunos de los comentarios hablaban lo de incómoda que se veía la Primera Dama ante esta situación. “Pobre Melania, se veía como si estuviera aguantando las lágrimas bajo ese gran sombrero mientras le daba la mano a Trump”, bromeaban.

 

Esta no es la primera vez que la eslovena muestra resistencia cuando se trata de ir de la mano del presidente. En mayo, la madre de Barron Trump fue captada huyendo de la mano de su esposo durante un viaje a Tel Aviv, en Israel; así como en febrero, que hubo un incidente similar durante su visita a Ohio.

Más sobre