Pippa Middleton, embarazada de su primer hijo

La hermana de la Duquesa de Cambridge y su marido, James Matthews, se convertirán en padres en los próximos meses según informa el diario británico 'The Sun'

Después de casi un año desde que Pippa Middleton y James Matthews se dieran el ‘sí acepto’, la pareja ahora está esperando su primer hijo, que probablemente nacerá en octubre. Desde este fin de semana comenzaron a surgir rumores en torno a un posible embarazo, hasta que finalmente el diario The Sun confirmó la buena nueva.

Esta es una noticia que alegra a toda la familia, en especial a los futuros papás. Tanto Pippa, de 34 como su marido, de 42, están muy emocionados por recibir a su primer retoño. También se conoció que Pippa estaría embarazada de 12 semanas. Con la llegada de este bebé, los Duques de Cambridge -quienes están a punto de recibir a su tercer hijo- se convertirán en tíos.

VER GALERÍA

Kate fue la segunda persona en enterarse de la noticia, después del futuro papá. El bebé llega justo en un momento muy feliz porque el cuñado de Pippa, Spencer Matthews, también se convertirá en padre por primera vez junto a su prometida, la modelo Vogue Williams.

La última vez que Pippa fue vista en público fue a principios de mes cuando fue fotografiada dando un paseo en bicicleta por las calles de Londres. Unos meses atrás llamó la atención de la prensa al estrenar un nuevo look y apuntarse a la moda de la media melena.

En Navidad estuvo presente con su marido en el servicio religioso en St. Mary Magdalene en Sandringham junto al resto de la Familia Real británica. Y unos meses atrás también fueron vistos en Wimbledon con James Middleton, hermano de Pippa. Una de las primeras veces que fueron vistos después de la boda fue cuando hicieron una pausa durante su luna de miel para asistir a la boda de un amigo, el empresario Jöns Bartholdson con Anna Ridderstad, en Estocolmo.

VER GALERÍA

La pareja se casó tras nueve meses de compromiso el pasado 20 de mayo de 2017 en la iglesia St Mark de Englefield, una pequeña construcción del siglo XII donde Pippa y James recibieron la bendición de Dios frente a familiares y amigos más íntimos, que compartieron este inolvidable día con ellos. La novia estaba muy feliz y emocionada por su día y lució radiante en un vestido de inspiración romántica del diseñador británico Giles Deacon y un velo hecho a medida por el sombrerero británico Stephen Jones.

También llevó unos zapatos de Manolo Blahnik hechos a medida en satén marfil y con detalles de perlas. Su cabello lo llevó recogido y lució una tiara de Maidenhair Fer, creada exclusivamente para la hermana de la Duquesa por el prestigioso joyero Robinson Pelhamy.

Más sobre