Gracias a la buena acción de este hombre, una niña de seis años -que nació sin su mano izquierda- ahora podrá tener una vida más sencilla. En el rostro de la niña se puede ver lo contenta que está con su nuevo brazo robótico que le construyó Callum Miller con ayuda de una impresora 3D. Este dispositivo le dará a la pequeña Keira Campbell la oportunidad de desenvolverse como cualquier otro niño de su edad.

Todo empezó cuando Callum, de 51 años, salió en las noticias por haber construido un brazo robótico para su hijo Jaime, de diez años, que también nació sin una mano. La madre de Kiera, Nikki Talbot, se puso en contacto con Callum de inmediato. La condición de la niña le llegó al corazón y se ofreció a ayudar. La familia de Keira no podía estar más feliz, ¡qué gesto tan conmovedor!

En un encuentro entre los dos niños, Jaimie le dio a Keira varias lecciones para enseñarle a utilizar su nueva mano. Él tiene uno de color azul y ella -como era de esperarse en una niña de su edad- eligió una prótesis de color rosa.

keira-campbell-fb2VER GALERÍA

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA VER TODAS LAS FOTOS

Desde que la pequeña tiene su brazo, ha aumentado su confianza e independencia. Incluso estaba ansiosa por volver al colegio después de Pascua. "Ahora puede sostener las cosas correctamente, lo que no pudo hacer antes, le encanta. Se está volviendo más independiente", dijo la madre de 27 años. "Se está acostumbrando a usarlo día a día y ahora se lo puede poner y está usándolo para tomar un batido. Se está volviendo más independiente y no puedo agradecer lo suficiente a Callum por lo que ha hecho. Nunca la había visto tan emocionada por volver a la escuela", dijo.

RELACIONADO: No creerás la reacción de esta abuelita al enterarse que irá a un concierto de Justin Timberlake

Callum, de Roseworth, Reino Unido, espera actualizar próximamente los brazos de Keira y Jamie con diseños más avanzados, como sensores que permitan el movimiento de los dedos. Hace un tiempo Callum se puso en contacto con una organización benéfica llamada Team Unlimbited, que usa impresoras 3D para construir brazos robóticos y luego de pasar 18 meses en lista de espera, decidió comprar una impresora 3D en eBay, luego descargó los diseños de la organización benéfica y ¡construyó su propio brazo! La extremidad posee cables que corren desde el codo del usuario y planea agregarle otros sensores.

La increíble historia se hizo viral en las redes sociales y ahora Callum está siendo tildado de héroe y ¡no esperábamos menos! En uno de los videos que compartió este padre ejemplar en Facebook, se puede ver cómo le enseña al pequeño Jamie a utilizar su brazo. De ahora en adelante estas piezas serán parte del cuerpo de los niños y les ayudarán a realizar tareas tan simples como mostrar el pulgar, dar los cinco o atajar y lanzar una pelota.

 

Más sobre