Después de tres décadas, padre se venga -en plena calle- del asesino de su hija de 4 años

Ahora deberá ver a su enemigo nuevamente en los juzgados

Perder a un hijo es la experiencia más dolorosa que cualquiera pueda experimentar y aunque no esté físicamente, se mantienen vivos en el corazón de sus padres. Juan José F.F. es un padre que tuvo la desdicha de perder a su hija de 4 años, quien murió a manos de Enrique S.M. en abril de 1985. El hecho ocurrió en la localidad granadina de Huétor Santillán, España, y desde entonces su familia tuvo que vivir con el tormento de su cruel partida.

En aquel entonces, Enrique -que tenía 22 años- intentó abusar de la pequeña Anabel y luego terminó arrojándola a un pozo donde fue hallado su cuerpo sin vida días después de su desaparición. Enrique incluso participó en las labores de búsqueda a las que también se sumaron los lugareños, hasta que fue descubierto y detenido. Fue a juicio y lo condenaron a 40 años de prisión por asesinato, tentativa de violación y abusos deshonestos. Luego de 23 años de condena, hoy es un hombre de 54 años que vive en libertad en Granada.

RELACIONADO: A casi 11 años de la desaparición de Madeleine McCann, el caso se reaviva

La muerte de Anabel fue un golpe muy duro para su familia. La pareja tenía tres hijos mayores que la pequeña y tras su muerte tuvieron dos más. A pesar de lo ocurrido, siguieron viviendo en el pueblo. Pero ahora, Juan José decidió que era el momento de vengarse del asesino de su hija y según el diario Ideal, el jueves pasado se acercó a Enrique con una navaja y lo hirió en plena vía pública.

Juan José declaró a la policía que Enrique había intentado atacarlo y que solo se defendía con su arma blanca, con la que le causó varios cortes en una mano. En el forcejeo, el padre de la niña también resultó herido. Ambos fueron atendidos en el hospital, pero afortunadamente no presentaron lesiones de gravedad. Juan José fue entregado a la Policía Nacional, organismo que se encargó del caso. Lo que al principio parecía un simple altercado, luego se convirtió en un caso de venganza de un padre destrozado por la pérdida de su hija.

RELACIONADO: Misterioso mensaje reactiva la búsqueda de joven desaparecida en Arizona

Por su parte, Enrique aseguró que Juan José -quien no tiene antecedentes penales- intentó agredirlo en el pasado. Declaró que en otra ocasión trató de atropellarlo y otra vez le dio un fuerte golpe en la cabeza cuando se encontraba en un bar. Sin embargo, no hay constancia de que esto sea cierto ya que Enrique presentó denuncia, así que no se puede comprobar qué hay de cierto en este relato.

De momento, el padre de la niña que fue cruelmente asesinada y el autor del crimen tendrán que asistir una vez más a los juzgados, lo que les recordará aquel encuentro de hace tres décadas, donde uno de ellos fue condenado a prisión y el otro a seguir con su vida marcada por el luto.

Más sobre

Regístrate para comentar