El 'milagro de Pascua' del pequeño Dylan, que despertó del coma cuando ya no había esperanza y hoy es un niño feliz

Sus padres estaban listos para desconectarlo de las máquinas cuando, de repente, el niño comenzó a recuperarse contra todo pronóstico

Cuando estos padres pensaban que ya había llegado el final para su pequeño, un milagro ocurrió y ahora Dylan está a salvo. “Es nuestro milagro de Pascua", aseguran Kelly y Mike Askin, un matrimonio inglés que todavía le cuesta creer que tiene a su amado retoño junto a ellos.

Con apenas dos años de edad, el pequeño Dylan fue diagnosticado con un cáncer que afectaba a sus pulmones y por poco le quita la vida. De hecho, los médicos le habían dicho a la familia que era el momento de despedirse y proceder a desconectar al pequeño de las máquinas. Pero de repente, el niño despertó y desde entonces no ha hecho otra cosa más que recuperarse.

dylan-fb2VER GALERÍA

A dos años de esa increíble experiencia, Dylan se encuentra hoy en día en su casa con sus padres y hermanos. Su futuro es prometedor, algo que los expertos jamás hubieran vaticinado. Por ello, cada Semana Santa la familia recuerda este momento crucial de sus vidas.

La pesadilla comenzó en la Navidad de 2015 cuando Dylan era solo un bebé. Le diagnosticaron una forma extremadamente rara de cáncer que afectaba a sus pulmones, que estaban repletos de quistes hasta en un 80% de su capacidad total. La prevalencia de su enfermedad es de un caso entre 10 millones. El niño recibió tratamiento de inmediato, pero regresó poco después debido a una neumonía bacteriana que afectó gravemente a sus pulmones, muy debilitados debido a la enfermedad y al tratamiento.

Para abril de 2016 su panorama era muy oscuro. Dylan estaba en coma y, según los médicos, no despertaría. En ese entonces Kelly y Mike tuvieron que tomar la decisión más difícil de sus vidas cuando decidieron desconectar a Dylan. Incluso organizaron una ceremonia de su bautizo, ya que no habían tenido tiempo de hacerlo porque el niño siempre estaba en el hospital. Luego toda la familia se reunió en el Derby Royal Hospital para despedirse del chico.

dylan-fbVER GALERÍA

Fue en ese preciso instante -cuando comenzaron a retirarle las medicinas y a sedarlo- que su corazón empezó a recuperar súbitamente los valores normales y simplemente despertó. Tenía cerca de dos años -prácticamente toda su vida- luchando contra la enfermedad, pero por lo visto Dylan no estaba preparado para dejar este mundo.

Tras su milagrosa recuperación, el niño permaneció un año más en el hospital. En mayo de 2017 recibió el alta y en julio terminó oficialmente su tratamiento contra el cáncer. Hoy todavía tiene revisiones médicas, pero está libre de la enfermedad y vive una vida relativamente normal en casa, junto a sus padres y sus dos hermanos, Logan y Bryce.

Actualmente, la familia colabora una organización benéfica llamada CLIC Sargent que ayuda a niños y jóvenes que padecen esta dura enfermedad. La historia de Dylan nos recuerda que nunca debemos perder la esperanza porque siempre puede ocurrir un ‘milagro’ cuando menos lo esperamos.

Más sobre