¿Llena de lujos? ¡Para nada! Descubre cómo es la vida del hombre más rico del mundo

Alejados de los más ostentosos lujos, Jeff Bezos y su esposa Mackenzie Bezos viven como cualquier otra familia

Una de las fantasías de la mayoría de la gente sería tener millones de dólares para gastarlos en lujos, vacaciones y caprichos materiales. Para Jeff Bezos, el fundador de Amazon, la situación es distinta. A pesar de ser el hombre más rico del mundo, sus prioridades no son gastar el dinero en cualquier objeto que tenga enfrente, al contrario, el empresario se preocupa más por disfrutar su tiempo libre junto a su esposa MacKenzie Bezoz y sus cuatro hijos en un estilo de vida sencillo que dista de las costumbres de los millonarios.

Así es la vida del hombre más rico del mundoVER GALERÍA

Jeff tiene claro que estar con su familia es lo más importante de su agenda, es por ello que no organiza reuniones laborales fuera de su horario de trabajo que podrían descontar minutos valiosos de su tiempo en casa. En especial, procura desayunar con su esposa e hijos todos los días, razón por la que una de sus juntas de negocios jamás sucederá en la mañana. Además, el lugar de trabajo que tiene en casa no alberga un exclusivo diseño conformado por los muebles más lujosos que podría encontrar en las tiendas. En su lugar, tiene una mesa que él mismo hizo con una puerta vieja a la que le añadió cuatro patas, misma que le sirvió como escritorio en los orígenes de su empresa internacional. Para él, esa es la mejor forma de mantener los pies en el suelo y recordar su origen humilde al igual que el gran esfuerzo que tuvo que hacer para llegar hasta donde está.

Notas relacionadas:

- ¿Qué motivó a este millonario a vivir en una moderna cueva?

- Pierre Agnès, el multimillonario CEO de Quiksilver que desapareció en el mar

A pesar de tener una fortuna valorada en más de 100 millones de dólares, Jeff llega a casa después de un día en la oficina para encargarse de las tareas domésticas como cualquier padre de familia. Al terminar de cenar, es él quien lava los platos, según contó Business Insider. Las personas que tiene en casa son a quienes más valora, no sólo por compartir lazos fraternales, sino porque en su esposa MacKenzie encontró más que a una compañera de vida. La novelista fue el impulso que él necesitaba para dar el gran paso y fundar la tienda online. Ambos se conocieron en la empresa De Shaw, en donde él era vicepresidente. El destino los unió cuando Jeff contrató a MacKenzie y aunque hubo una atracción, no quiso ser él quien diera el primer paso para no parecer poco profesional. Ella se atrevió y lo invitó a comer, una cita que seis meses después los llevó al altar. Tiempo después, MacKenzie lo convenció de renunciar a un trabajo seguro y de buena paga con tal de que persiguiera su sueño de fundar Amazon, que a la fecha es una de las empresas más importantes a nivel mundial.

Así es la vida del hombre más rico del mundoVER GALERÍA

El gran cambio de vida

Al principio, la tienda online sólo vendía libros. Su primera oficina fue en el mismo hogar de la pareja que en ese entonces era un piso de una sola habitación. MacKenzie era la encargada de llevar las cuentas de las ventas en una época que no fue sencilla económicamente. Ahora, 25 años después de aquellos días, el matrimonio formó una familia y gracias a las ganancias del sitio pudieron mudarse a una mansión ubicada en Seattle, su hogar principal además de las propiedades que tienen en Nueva York, Washington, Texas y Los Ángeles.

Parte de su gran fortuna está destinada a varias organizaciones, la más significativa fue de 2.5 millones de dólares, que otorgaron a una asociación de defensa del matrimonio igualitario. Entre sus múltiples donaciones también destacan fondos para la lucha contra el cáncer y algunos más a favor de la neurociencia.

Así es la vida del hombre más rico del mundoVER GALERÍA

Desde pequeño, Jeff demostró ser un empresario y genio en potencia. Mientras estaba en la escuela, abrió su primer negocio, un campamento orientado a fomentar la lectura entre otros niños. A temprana edad se enteró de que el esposo de su madre, Mike Bezos, no era su padre biológico. Él y Jacklyn se casaron tras la separación del padre de Jeff, con quien se casó cuando ella tenía 16 años y él 18, una separación que ocurrió un año después del nacimiento de Jeff.

Jeff tuvo un par de hermanos más, quienes también lo llevaron a impulsar su creatividad cuando desarrolló una alarma con la que evitaba que los pequeños entraran a su habitación. Ese talento fue el que lo llevó a ingresar a la Universidad de Princeton antes de tiempo, en donde estudió ciencias informáticas, una carrera que le serviría en el futuro para crear su gran emporio. Ahora, Jeff se enfrenta a un nuevo reto: Blue Origin, enfocada al turismo espacial. Su idea es tener hoteles, parques de diversiones y colonias habitables para los humanos y que orbiten alrededor de la Tierra, un gran sueño que aunque parece futurista, podría convertirse en la próxima meta cumplida de este emprendedor.

Así es la vida del hombre más rico del mundoVER GALERÍA

More about