Ella es B. Al menos eso es lo que afirman los admiradores de Beyonce, pues la han identificado en sus publicaciones en Tidal, lo cual podría anunciar el próximo lanzamiento del nuevo material discográfico de la diva en pleno entusiasmo por la gira mundial On The Road II que emprenderá con Jay-Z, su marido, a partir del 6 de junio de este año. ¿Cuál será la personalidad de B? Misterio… 

Exploremos un poco las facetas que la artista nos ha mostrado a lo largo de quince años de carrera artística.

Beyonce, la Madre

><img alt=VER GALERÍA

Así, con mayúscula inicial, Beyonce se mostró al mundo como el icono de la maternidad muy poco antes del nacimiento de Sir y Rumi, los gemelos que convirtieron a Blue Ivy en hermana mayor en junio de 2017. Unas fotografías de estudio que publicó en sus redes sociales con su abultado vientre como protagonista completaron tan bien el concepto que no fue preciso explicar nada más.

Como corresponde a toda diva, se recuperó del parto y en tan solo unos meses lucía quizá más espléndida que nunca. En su mirada se percibe una nueva intención, quizá la gestación de B y de los planes con los que continuará tejiendo su leyenda a lo largo de este 2018.

¿Y qué fue de Sasha Fierce?

Sasha Fierce da nombre al tercer álbum de estudio de Beyonce, lanzado en 2008. Según explicó la intérprete, Sasha Fierce es una mujer poderosa, sensual y decidida, el alter-ego que ella empleó para diferenciarse de su persona íntima, doméstica y cotidiana, muy distinta a aquella fiera femenina con quien solo se identificaba sobre el escenario.

><img alt=VER GALERÍA

No obstante, cuando Beyoncé descubrió que ya no necesitaba más de la potencia de Sasha Fierce porque ya la había asimilado como parte de ella, la dejó partir y entonces se convirtió en Yonce, alter-ego que coincidió con la salida al mercado de su álbum titulado 4 en 2011. A Yonce le gusta experimentar y busca la fusión de los géneros musicales que más ama para crear un sonido personal que sea armónico, que permita una profusa expresión escénica y que resulte muy divertido.

Grandes espectáculos nacieron de la creatividad de Yonce, aunque también por allí se asomaba Third Wall Trill, el nombre que la ex Destiny’s Child se atribuyó para hacer coros en el disco Magna Carta: Holy Grail de su esposo en 2013 y que sus adoradores descubrieron sin demasiado esfuerzo.

Ahora, cuando hace falta, Beyoncé echa mano de los alter-ego que ha creado para sí misma y los proyecta según las circunstancias. En los medios alrededor del mundo se lamentó la desaparición de Sasha Fierce, pero la artista ha sabido rescatarla para regalarse con ella ante las cámaras y la adoración general. 

><img alt=VER GALERÍA

Y desde 2008, cuando contrajo nupcias con Jay-Z, Beyoncé es también Mrs. Carter: la mujer en su faceta conyugal.

Todas son una, pero cada cual tiene distintos atributos que complementan la camaleónica personalidad de un icono de nuestro tiempo que se engloba en el concepto Queen B, el apodo que fanáticos y prensa le dieron junto con su admiración y que ha resultado ser el alter-ego público más permanente de Beyoncé.

Más sobre