Autoridades españolas dan por cerrada la investigación del crimen del pequeño Gabriel Cruz

La autora confesa de la muerte del pequeño se muestra dispuesta a responder a las preguntas del juez y del fiscal

Luego de que la dominicana Ana Julia Quezada -responsable del asesinato del niño español Gabriel Cruz- confesara que le arrebató la vida al pequeño de 8 años, fue puesta a disposición judicial, donde deberá rendir cuentas por sus delitos. A primera hora de este miércoles, las autoridades trasladaron a Quezada al Juzgado e Instrucción número 5 de Almería, España, para evitar altercados. Allí deberá responder a las preguntas del juez y de la Fiscalía.

Ana Julia confesó que mató a Gabriel Cruz

De acuerdo a su abogada, Beatriz Gámez, su intención es mostrarse colaboradora y responder a todas las preguntas. Al menos esta fue la recomendación que le dio la letrada a Ana Julia cuando se entrevistó con ella esta mañana.

Según la agencia de noticias Europa Press, su confesión sigue siendo confusa, pues no ha no ha reconocido que le provocó la muerte al pequeño luego de golpearle directamente con un objeto en la cabeza. Ana Julia, quien es la pareja del padre de Gabriel, aseguró que mantuvo una discusión con el menor y a raíz de esto pasaron a un forcejeo en el que el niño tomó un hacha con el que se terminó golpeando en la cabeza. Luego ella se asustó y lo asfixió hasta provocarle la muerte.

Ana Julia registroVER GALERÍA

Ana Julia Quezada acompañada de agentes de la Guardia Cvil española durante un registro en la finca de Rodalquilar. (EFE)

RELACIONADO: Más información sobre este terrible caso que ha conmocionado a España

Se espera que la autopsia definitiva, el atestado policial y otras pruebas complementarias, como el análisis de la tierra y el barro hallados en el cuerpo de Gabriel, sean el complemento que determine la trágica muerte de Gabriel.

Mientras tanto, el diario ABC informó que la Unidad Central Operativa (UCO) dio por cerrado el caso luego de haber inspeccionado los alrededores de Las Hortichuelas, la finca de Rodalquilar donde ocultó el cadáver del niño y la vivienda de Vícar, lugar donde trasladó el cuerpo del menor el pasado domingo en el maletero de un vehículo, cuando fue arrestada luego de que las autoridades la encontraran in fraganti.

Pese a que los agentes todavía tienen dudas respecto a su confesión, sí le dan crédito a informaciones importantes, como que actuó sola. También se conoció que Rafael Soriano, titular del Juzgado de Instrucción 5 de Almería, prohibió la incineración del cadáver del menor en caso de que tuvieran que realizar pruebas adicionales.

RELACIONADO: Los resultados de la autopsia de Gabriel Cruz

Más sobre