Las pistas que hicieron sospechar de la novia dominicana del padre de Gabriel Cruz, el niño español cuyo caso conmociona al mundo

Los agentes del Instituto Armado español montaron un operativo en la espera de que cometiera un fallo, y así atraparla

Desde el primer momento de la desaparición en la provincia de Almería, España, de Gabriel Cruz, la novia de su padre se involucró en la intensa búsqueda del pequeño… Nadie se imaginaba el desenlace que tendría esta desgarradora historia, que ha traspasado fronteras. Luego de 12 días sin saber nada sobre el paradero del pequeño, su cuerpo sin vida apareció en el maletero del automóvil de Ana Julia, la mujer de nacionalidad dominicana que parecía ser la incondicional de Ángel Cruz

gabriel-VER GALERÍA

¿Qué pistas llevaron a las autoridades para centrarse en ella como la sospechosa de la desaparición del pequeño? El sábado 3 de marzo, Ana Julia encontró una camiseta interior que pertenecía a Gabriel y la entregó a las autoridades. Este hallazgo hizo que las autoridades centraran su atención en ella. Los investigadores de la Guardia Civil española guardaron silencio sobre las dudas que rodeaban a este hallazgo, al mismo tiempo que recababan datos sobre la posible implicación de Ana Julia en la desaparición.

La pista que centró las sospechas en Ana Julia, novia del padre de Gabriel CruzVER GALERÍA

Las autoridades no se explicaban cómo Ana Julia había encontrado la camiseta en una zona que ya había sido inspeccionada y que se encontraba a unas dos millas de Las Hortichuelas, lugar del cual desapareció Gabriel. Además de eso, la camiseta interior no figuraba en el listado que dieron los padres para ayudar en la búsqueda de su hijo. Por si fuera poco, la prenda parecía no haber sufrido especialmente el deterioro tras días de lluvias y mal tiempo en la región

La detención de Ana Julia Quezada se realizó este domingo al medio día, cuando transportaba en el maletero de su automóvil el cuerpo del menor. El arresto se consumó doce días después de que se perdiera el rastro de Gabriel, quien se dirigía de casa de su abuela a la de sus tíos en Las Hortichuelas de Níjar, una localidad de Almería en España.

La pista que centró las sospechas en Ana Julia, novia del padre de Gabriel CruzVER GALERÍA

Antes de su detención, Quezada había estado involucrada en la intensa búsqueda de Gabriel. En sus redes sociales, compartió varios mensajes e incluso ofreció declaraciones a diversos medios de comunicación que cubrían la historia. El 1 de marzo explicó a una reportera de La Mañana de TVE que habían enseñado al niño que gritara si se le acercaba un desconocido. “Esa misma mañana estuvimos desayunando y salió la conversación. La abuela y yo. Le dijimos: 'Tú si ves un desconocido corre, eh, no te pares’ Y mira por dónde, ese mismo día desapareció el niño”, aseguró ante las cámaras acompañada de Ángel Cruz, papá de Gabriel. 

La desaparición de Gabriel CruzVER GALERÍA

Al igual que los padres del niño, Ángel y Patricia Ramírez, Ana Julia proporcionaba a todo el que se acercara datos sobre Gabriel y negó la posibilidad de que él se fuera por su propia voluntad. “Gabriel sólo no se iría. No se alejaba, se marchaba de casa media hora y volvía. Le decías una hora y volvía”, señaló. 

Más notas como esta: 

- Hallan el cuerpo del pequeño desaparecido en España y arrestan a la novia de su padre

- Políticos, artistas y otros rostros conocidos se unen al dolor por la muerte del pequeño Gabriel Cruz

¿Y el otro sospechoso? 

Desde el viernes, cuando le tomaron su declaración, los agentes del Instituto Armado español montaron un dispositivo esperando a que la novia de Ángel cometiera un error y al fin sucedió. Este domingo,varios vehículos la siguieron hasta Puebla de Vícar, a unas 49 millas al oeste de Las Hortichuelas. Cuando estaba por entrar a la cochera del edificio, los policías le marcaron el alto y revisaron el vehículo, donde hallaron el cuerpo del niño de ocho años. Ahora se trata de determinar si en el secuestro y muerte del pequeño Gabriel participó esta mujer o hay otros implicados. 

Antes de que la investigación se enfocara en Patricia Ramírez, la Guardia Civil española había detenido a un hombre, el cual llevaba dos años acosando a la madre del niño. Tras permanecer 72 horas detenido, el juez lo envío a prisión por romper una orden de alejamiento forzando la pulsera electrónica que lo controlaba para que no se acercara a Patricia. Los papás de Gabriel insistieron en que este individuo no tenía nada que ver con la desaparición de su hijo. 

Más sobre

Regístrate para comentar