Tiene 92 años pero es la entrenadora favorita de estos pequeños

A sus 92 años, la entrenadora no considera que su edad sea un impedimento para compartir su pasión por el futbol

Por generaciones, los niños de una comunidad en Perú han aprendido a jugar futbol gracias a una mujer muy especial. Su nombre es María Angélica Ramos, pero todos la conocen cariñosamente como La Vieja. Tiene 92 años de edad y una gran pasión por el futbol que desde hace casi 50 años ha compartido con los niños que sueñan con convertirse en un jugador tan importante como Leonel Messi o Cristiano Ronaldo.

Entrenadora de 92 años, la favorita de PerúVER GALERÍA

Para María Angélica, la edad no es ningún impedimento para seguir en la cancha enseñando los mejores trucos y las reglas básicas a niños de entre 6 y 10 años de edad en el América Mini Sporting Club de Lima. Antes de llegar al Trébol de los Olivos y empezar a dar clases en la cancha del lugar, María Angélica vivía en Barranco, otro distrito de Lima en el que también tenía un equipo a su mando.

La mujer ha dedicado su vida a este deporte que causa sensación entre los niños desde hace años y, aunque tiene un ángel muy especial para tratar con los más pequeños, María no tiene familia propia. "Yo vivo sola, no tengo familia, no tengo hijos, no tengo a nadie. Antes no me dolía mucho, pero ahora me pega más porque ya me he enfermado", dice a Milenio con una fortaleza admirable a pesar de hablar de un tema muy personal.

Notas relacionadas:

- Con una dulce carta, una mamá agradeció a un chico que le enseñó a patinar a su hija

- Con un mensaje en Twitter, Rafa Nadal hizo realidad el sueño de una fan de 92 años de edad

Pero eso a María Angélica no le molesta tanto, pues en sus alumnos ha encontrado a los mejores compañeros que día a día se acercan a ella con respeto y mucho cariño. Al llegar a la cancha, los pequeños la saludan antes de empezar a hacer una serie de ejercicios de calentamiento que tras unos minutos dejan atrás para empezar a patear el balón. La Vieja, siempre con silbato e indicaciones los guía para hacer un buen trabajo en la jornada del día, que después ponen en juego en un partido contra otros equipos durante los fines de semana.

La entrenadora de las familias locales

Llevar la cuenta del número de niños a los que María Angélica ha enseñado no es sencillo. Los grupos no siempre son del mismo tamaño, pues varían entre 30 y 40 niños, según vaya creciendo el interés en los pequeños. Sin embargo, ella calcula que más de mil niños han estado bajo su entrenamiento. "Imagínate cuántos años en este deporte, sin recompensa de alguna clase, sin sueldo, ayudando a los niños", agrega la mujer sobre sus pupilos que, así como han tomado clases con ella, ahora llevan a sus hijos.

A pesar de su avanzada edad, luce más joven y siempre lista para entrenar.VER GALERÍA

Pronto, María Angélica cumplirá 93 años, pero su rostro y su capacidad para moverse parecen las de una persona más joven. Quizá el secreto de su apariencia no sólo sea el deporte, sino la actitud con la que a diario se levanta para animar a los niños a luchar por sus metas, incluso la de anotar un gol. “Yo voy a seguir hasta cuando Dios quiera, yo no sé, pero yo pienso que me voy a morir en cualquier cancha”, dice sobre su pasión.

 

Más sobre

Regístrate para comentar