Así es como se están recuperando los hijos mayores de los Turpin tras toda una vida en cautiverio

Por primera vez en su vida, disfrutan con placeres tan cotidianos como ver una película, escuchar música o jugar al fútbol

La existencia de los hermanos Turpin ha dado un giro de 180 grados desde el pasado mes de enero, cuando la policía los rescató del infierno en el que vivían con sus padres. A pesar de continuar con su tratamiento en dos hospitales, parece que algunas sonrisas han vuelto a aparecer en sus rostros. Como mínimo, ya tienen la libertad de disfrutar de las cosas más simples como ver películas  y escuchar música. Su abogado, Jack Osborn, declaró que a juzgar por la reacción de los chicos, parecía la primera vez que lo hacían. 

Los hermanos TurpinVER GALERÍA

"Mi impresión es que muchas de estas cosas son nuevas para ellos", comentó Osborn al diario Desert Sun. Lo que más les gusta es la música country y en cuanto a películas, las sagas de Harry Potter y Star Wars. Asimismo, estos días se han dedicado a leer libros, acostumbrarse a usar iPads y a jugar fútbol. Hasta lo más sencillo resulta un mundo nuevo para ellos, por extraño que parezca; ya que el mayor de los hermanos tiene 29 años. 

Otro de los grandes placeres de la vida que apenas conocían era el buen comer, pues sus padres les tenían los alimentos muy limitados y en muchas ocasiones colocaban la comida delante de ellos para que solamente miraran, sin dejarlos siquiera probar. Osborn ha detallado que les encanta la lasaña, la sopa de lentejas y el pescado.

Al parecer, los chicos desean agradecer todo el apoyo recibido desde que se dio a conocer su historia en los medios, por eso su abogado comparte esta información a petición de ellos mismos. Los hermanos pequeños están ingresados en el Riverside University Health System Medical Center, y por su edad ha preferido no dar ningún tipo de información.

Los mayores están pasando su proceso de recuperación en el Corona Regional Medical Center, donde estaba previsto que recibieran el alta hospitalaria la semana pasada, pero tuvo que retrasarse porque se contagiaron de la gripe. Pero la buena noticia es que se encuentran mucho mejor y listos para empezar a pensar en el futuro. Según el letrado de los hermanos -que espera que puedan permanecer juntos en el condado de Riverside, donde fueron rescatados de su largo cautiverio-, "están deseando ser independientes" y hacer un plan de vida. "Quieren terminar la escuela, quieren tener carreras", explicó el magistrado al Desert Sun, pero también "ir al cine y de compras y hacer todo lo demás que hacen las personas de su edad". Cuando salgan del hospital serán completamente libres para ello. 

Más sobre

Regístrate para comentar