La dura batalla de Robbie Williams: 'Tengo una enfermedad que quiere matarme'

El cantante británico que fue componente del grupo Take That ha concedido una sincera entrevista en la que ha confesado que vive en una 'montaña rusa' y que ha llegado a temer por su vida

Fue en septiembre del año pasado cuando Robbie Williams dejó muy preocupados a sus fans después de confesar la dura batalla que estaba librando contra su enfermedad. El que fuera componente del grupo Take That tuvo que cancelar varios conciertos de su Heavy Entertainment Tour debido a sus problemas de salud. "Mi brazo se entumeció, no dejaba de salivar por un lado de la boca, tenía dolor de cabeza y problemas para respirar", aseguró el cantante británico en aquel momento. Tras varios estudios, los médicos encontraron en su cerebro "algo que parecía una hemorragia", lo que hizo que se sintiera "confundido y asustado". Le recomendaron reposo y que no hiciera nada estresante durante un tiempo, por lo que estuvo alejado de los focos varios meses.

La dura batalla de Robbie Williams: Tengo una enfermedad que quiere matarmeVER GALERÍA

Ahora que ya se encuentra mejor, Robbie ha vuelto a los escenarios, de hecho está de gira por Australia, y ha querido abrir su corazón para hablar de lo difícil que está siendo todo lo que está viviendo. "Tengo una enfermedad que quiere matarme y está en mi cabeza, así que tengo que protegerme de ella", explica en una sincera entrevista que ha concedido al periódico británico The Sun

El cantante británico, de 44 años, confiesa que vive constantemente en una "montaña rusa" y que ha llegado a temer por su vida cuando le dejan solo. Sobre la dura batalla a la que se enfrenta día tras día, Robbie asegura: "A veces me abruma y a veces es una herramienta que necesito para subirme al escenario. También hay momentos que vivo feliz y eso es maravilloso", explica el intérprete de éxitos como Angels, Rock DJ o Feel, que añade: "Pero la mayoría de las veces soy humano, viviendo una experiencia humana y trato de lidiar con los problemas y el sufrimiento de lo que sucede entre mis orejas". 

En la entrevista, Williams, que a lo largo de su carrera ha vendido 75 millones de discos, se muestra muy preocupado porque asegura que "tiende a sabotearlo todo" y que después de lo mal que lo ha pasado, ha aprendido a valorar más su vida. "Ha sido un susto increíble, porque ya había estado antes en lugares oscuros, pero por aquel entonces tenía 23, 27 o 32 años", ha relatado haciendo referencia a los capítulos más complicados de su vida. "Una vez que has estado en el planeta durante 43 años, te das cuenta de que, incluso teniendo todo lo que tengo, no eres invencible. Así que de ahora en adelante me cuidaré mucho más". 

La dura batalla de Robbie Williams: Tengo una enfermedad que quiere matarmeVER GALERÍA

Y es que el artista tiene la suerte de estar rodeado de una familia que le adora y que ha sido, sin duda, su mayor apoyo en los momentos más complicados. Robbie se casó con la actriz estadounidense Ayda Field en el año 2010 y fruto de su amor nacieron los pequeños Theodora 'Teddy' Rose, de cinco años, y el pequeño Charlton 'Charlie' Valentine, de tres. De hecho, asegura que a su mujer le debe todo porque fue su salvación: "Ella me cuidó, me dio exactamente lo que necesitaba en ese momento, un poco de amor. La primera noche que nos conocimos me vio en lo peor". 

More about