Serena Williams ha hecho un llamado para mejorar la atención médica para las mujeres en todo el mundo, a través de una emotiva carta publicada en CNN. La campeona de tenis compartió la traumática experiencia que vivió al dar a luz a su primera hija, Olympia Ohanian. La tenista profesional estuvo a punto de perder la vida, pues sufrió severas complicaciones.

Serena WilliamsVER GALERÍA

Luego de ganar el Abierto de Australia en 2017 –donde venció a su hermana Venus – y de obtener su Grand Slam número 23, la tenista decidió poner un alto a su carrera para convertirse en madre. Para la atleta fue un embarazo tranquilo y muy feliz… y después de nueve meses, al fin llegó el día. 

Serena Williams y Alexis OhanianVER GALERÍA

El 1° de septiembre, fue ingresada a un centro médico en West Palm Beach, Florida, lista para traer al mundo a su primera hija con el empresario Alexis Ohanian. La pequeña nació a través de una cesárea de emergencia, luego de que el ritmo cardiaco de Serena descendiera dramáticamente. La cirugía salió bien y en cuestión de minutos, la tenista ya tenía a su bebé en sus brazos, pero los días después al alumbramiento fueron un desastre. “(Tener a Olympia) es el sentimiento más hermoso que jamás haya sentido en mi vida. Pero lo que pasó en las horas que siguieron luego de dar a luz fueron seis días de incertidumbre. Casi muero después de dar a luz a mi hija, Olympia”

Serena WilliamsVER GALERÍA

La pesadilla comenzó con una embolia pulmonar, la cual es una condición en la que una o más arterias de los pulmones se ven afectadas por un coágulo. En el texto, Serena contó que ella padece una condición médica relacionada con ese padecimiento, por lo cual vive con miedo de que se presente una situación así. “En cuanto tuve problemas para respirar, alerté a las enfermeras”.

Serena WilliamsVER GALERÍA

Las cosas se dificultaron aún más para Serena, pues debido a la embolia, sufrió de una severa tos, la cual ocasionó que se abrieran los puntos de la cesárea. Por ello, tuvo que regresar a la sala de operaciones, donde los doctores encontraron un gran hematoma en su abdomen. Luego de esa intervención, la siete veces campeona del Abierto de Australia fue sometida a otra operación para practicarle un procedimiento, el cual previene que los coágulos de sangre se alojen en sus pulmones.  

Serena WilliamsVER GALERÍA

Finalmente, tras superar la embolia y sus consecuencias, Serena regresó a casa, luego de pasar las primeras seis semanas de vida de su bebé en cama. En el emotivo texto, dio las gracias a todos los que cuidaron de su salud. “Estoy agradecida de haber tenido acceso a un increíble equipo de doctores y enfermeras en un hospital con el equipo indicado. Ellos sabían exactamente cómo manejar los complicados eventos que se desencadenaron. Si no hubiera sido por sus cuidados profesionales, yo no estaría aquí”. 

La campeona del tenis profesional agregó que ella fue una de las afortunadas, pero que tristemente, no todas las mujeres en el mundo tienen las mismas posibilidades de dar a luz en un ambiente seguro. Williams, de 35 años, pidió a los lectores que se sumaran a los esfuerzos que lleva a cabo la Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la infancia) para garantizar la seguridad de las madres y de sus hijos.

Más notas como esta:

- Fotos: Las poses más tiernas de Alexis Olympia, la hija de Serena Williams

- Serena Williams habla por primera vez sobre las complicaciones en el nacimiento de su hija

Alexis Olympia, la fan número uno de mamá

A cinco meses del nacimiento de su bebé, la tenista regresó a las canchas, a principios de febrero en la Copa Federación, en Asheville, Carolina del Norte. En las primeras filas del estadio, estaban sentados su esposo y su hija, quienes eran los más orgullosos por Serena Williams.

Serena Williams VER GALERÍA

La pequeña Alexis Olympia es toda una celebridad en las redes, pues con solo unos meses de vida tiene su propia cuenta de Instagram verificada, donde acumula más de 269 mil followers.

Más sobre

Regístrate para comentar