El testimonio de la familia que cuidó del autor del tiroteo de Miami cuando murió su mamá

Nikolas Cruz, el responsable del ataque a una preparatoria en Miami, vivía con los padres de un amigo tras la muerte de su mamá

Kimberly y James Snead jamás imaginaron que la buena acción que habían hecho a uno de los amigos de su hijo tendría un resultado fatídico. El año pasado, la pareja dio hogar a Nikolas Cruz, un chico cuya mamá había fallecido y a quien hoy se refieren como "un monstruo". El joven de 19 años es el autor de la masacre del pasado 14 de febrero en la preparatoria Marjory Stoneman Douglas, que dejó un saldo de 17 personas fallecidas y decenas de heridos.

nikolas-cruz-1zVER GALERÍA

Kimberly y James han roto el silencio sobre este terrible suceso que ha dejado de luto a miles de personas en Parkland, Florida. "Teníamos a este monstruo viviendo bajo nuestro techo y no lo sabíamos", dijo Kimberly al South Florida Sun Sentinel. Ella y su esposo se habían conmovido con la historia de Nikolas, quien había quedado completamente huérfano en noviembre y abrieron las puertas de su hogar para darle un techo, comida y cariño a un joven que no imaginaban era capaz de tal atrocidad. “Era muy amable, parecía normal”, agregó James durante una entrevista con Good Morning America.

Notas relacionadas:

- Con dolor y luto, familiares y amigos honran a las víctimas del ataque en Miami

- Una joven sobreviviente del ataque en Miami: 'No nos sorprende que haya sido él'

La mujer relató que Cruz era un chico "raro", un tanto solitario y de carácter deprimido. Ahora, Kimberly y James se preguntan por qué no llegaron a ver las señales de lo que Nikolas era capaz de hacer. Nikolas se mudó a su casa después de que él y su hermano se fueran a vivir con unos amigos de su madre, una idea que no le agradó, por lo que le pidió a su amigo que lo dejara quedar en su casa.

nikolas-cruz-padres-1zVER GALERÍA

"Él era muy inocente, no era tonto, solo inocente", recordó James, quien también explicó que aunque Nikolas había sido expulsado de la escuela, lo ayudó a encontrar trabajo en una tienda cercana y a inscribirse en la escuela para adultos. De acuerdo a James, tuvieron que enseñarle tareas básicas como cocinar o usar el microondas.

En su plática con Good Morning America, la pareja contó que le permitieron llevar con él las armas que poseía, aunque con la condición de que las mantuviera guardadas en una caja de seguridad de la que James creía tener la única llave. Nikolas aceptó y para sacar una de ellas, debía pedir permiso primero. "Creemos que Nikolas se guardó una copia de la llave de la caja de seguridad", dijeron los Senead.

vigilia3zVER GALERÍA

A diferencia de los alumnos de la preparatoria en Parkland, ni Kimberly ni James se imaginaban que el chico que habían acogido haría algo así. Por ello, cuando se cruzaron con él en la oficina del sheriff tras ser arrestado por su delito, Kimberly no pudo contenerse y abalanzarse sobre él. "¿En serio, Nik? ¿En serio?", fue lo único que pudo expresar en ese momento mientras su marido la sujetaba. "Él dijo que lo sentía. Se disculpó. Parecía perdido, totalmente perdido. Esa fue la última vez que lo vimos", agregó James.

Sobre la mañana del 14 de febrero pasado, los Snead no recuerdan haber notado algo distinto en él. Lo único que había dicho es que no iría a la escuela porque era Día de San Valentín, algo que la pareja comprendió por su carácter solitario. Horas más tarde, Nikolas se puso en contacto con su amigo e hijo del matrimonio para preguntarle en qué clase estaría. Hasta el momento no saben si su curiosidad era para no disparar en contra de los alumnos de esa aula o todo lo contrario. Lo que sí es un hecho es que el joven salió ileso de la terrible situación.

Llevaba una vida bastante normal

Poco tiempo después de nacer, Nikolas Cruz y su hermano Zachary fueron adoptados por Lynda y Roger Cruz. Seis años más tarde, Roger falleció por un ataque al corazón. A pesar de ello, el joven de 19 años creció en un hogar que, de acuerdo a sus vecinos, era normal para dos chicos y una madre soltera. Roger se dedicaba a la publicidad mientras que Lynda era ama de casa.

nikolas-cruzVER GALERÍA

Quienes lo conocieron de niño, aseguran que se metía en muchos problemas, pero nada extraño que otro chico inquieto no hiciera. Nikolas y su hermano se enfrentaron a la pérdida de su madre en noviembre pasado, cuando Lynda falleció por complicaciones de neumonía. Fue entonces cuando se separó de Zachary y pidió a su amigo que lo dejara vivir con él. De acuerdo al diario local, el culpable de la masacre recibiría una herencia de 800 mil dólares cuando cumpliera 22 años de edad.

Más sobre

Regístrate para comentar