Selena Gómez: cuando el éxito pasa factura a otra chica Disney

Con una ascendente carrera como actriz, 130 millones de seguidores en Instagram y una triunfal acogida en los escenarios cualquiera diría que anda flotando entre nubes de gloria. Pero no es es oro todo lo que reluce en el universo de Selena Gómez. El hecho de convertirse en chica Disney cuando apenas tenía 15 años y su vertiginoso ascenso a la fama no le ha ayudado a asimilar el éxito con naturalidad. De ahí la espiral de problemas en la que se ha visto envuelta durante todos estos años. Fama, dinero, éxito y seguidores, quizá no ha sido la mejor ecuación para su inestabilidad emocional. No obstante todo ello sumado a los problemas de salud, que le obligaron a ser trasplantada de un riñón el año pasado, o la difícil relación con su madre que entre otras muchas cosas no aprueba su noviazgo con Justin Bieber no ayudan a su completa recuperación.

selena-getty1VER GALERÍA

Selena Gómez hoy vive centrada en su salud y bienestar, tanto físico como mental, por ello ha vuelto a ser ingresada para tratar su depresión, ansiedad y pánico a los escenarios, problemas que cree que acarreará toda su vida. “He tenido muchos problemas con la depresión y la ansiedad, y he hablado mucho de ello, pero no es algo que sienta que vaya a superar. Tendré que convivir con eso toda la vida”, confesó en una entrevista concedida a la protagonista de Por trece razones Katherine Langford para la edición estadounidense de Harper's Bazaar. Y ha añadido: “Quiero asegurarme de que estoy sana. Si eso está bien, todo lo demás estará en su lugar. No me quiero marcar metas porque no quiero decepcionarme si no las consigo". La recaída en su salud hizo que ya en 2016 se viera obligada a cancelar su gira, algo que también le acaba de suceder a Lady Gaga debido a la fibromialgia que padece y que coincide con Selena al afirmar que primero hay “velar" por tu su salud para así poder continuar dando lo mejor a sus fans.

El caso de Selena es el mismo que padecieron otras muchas estrellas juveniles de la factoria Disney, artistas un tanto precoces que experimentaron antes de tiempo ciertas vivencias que requerían una cierta madurez. Recordemos lo que le ocurrió a Demi Lovato, Miley Cyrus o Britney Spears. Afortunadamente todas ellas exchicas Disney han resurgido de sus cenizas y han elegido como desean vivir su vida después de una carrera llena de altibajos.

demi-lovato-selena-getty1VER GALERÍA

Britney Spears comenzó su andadura musical en 1992 con el programa El Club Disney y unos años le bastaron para convertirse en uno de esos fenomenos musicales que cautivan a miles de adolescentes. Baby One More Time, su debut discográfico, la llevó a la cumbre y a ser conocida mundialmente como la princesa del pop. Fulgurante no solo fue su carrera, sino también su vida personal cuyos problemas le afectaron en gran medida –el divorcio de sus padres, su matrimonio fugaz con un amigo de la infancia o su fracasada unión con Kevin Federline, que le llegó a quitar la custodia de sus dos hijos- . Afortundamente con el tiempo todo parece formar parte de su pasado, ya que en los últimos tiempos ha optado por llevar una vida más ordenada y discreta dedicada a sus hijos. En 2016 publicó su nuevo disco Glory, que supuso el renacer de la princesa del pop, muy pronto veremos a Britney en los escenarios de gira mundial acompañada de Pitbull.

demi-lovato-getty1VER GALERÍA

El caso de Demi Lovato fue similar al de Selena. Su aparición en la serie Barney&Friends supuso su debut televisivo, donde coincidió con Selena Gómez, aunque la fama no le llegó hasta que se convirtió en chica Disney en la película Camp Rock, donde Lovato daba vida a una joven que soñaba con ser cantante. Gracias a la banda sonora de esta película pudo ofrecer sus primeros conciertos y acompañar como telonera a los Jonas Brothers en una de sus giras. En 2013 Lovato se vio obligada a hacer un pequeño parón tras una gira mundial de dos años, al perder seguridad en sí misma y sufrir algunas crisis. De hecho, la cantante tuvo que ingresar en un hospital para hacer rehabilitación para recibir tratamiento por depresión y desorden alimenticio. Y fue la propia cantante quien confesó que padecía un trastorno bipolar y estaba luchando por recuperar el control de su vida. Tras vivir una época de luces y sombras en las que las adicciones se convirtieron en parte de su vida, Demi desea convertirse en una ayuda para aquellos que padezcan sus mismos problemas y ofrecerá sesiones de terapia gratuitas en los recitales de su gira. El tour Tell Me You Love Me está a punto de comenzar. El próximo 26 de febrero dará el pistoletazo de salida en San Diego, y tras las fechas norteamericanas, la cantante ha anunciado las paradas de su tour europeo, entre ellas Barcelona y Madrid el 21 y 22 de junio. Con la agenda cargada de citas musicales y disfrutando de los éxitos cosechados por su colaboración con el cantante Luis Fonsi, con el que interpreta la canción Échame la culpa, Demi se prepara para presentar por todo lo alto su gira mundia.

miley-cyrus-getty1VER GALERÍA

Miley Cyrus también vivió una temporada un tanto tormentosa. Su personaje de Hannah Montana le hizo saborear las mieles del éxito en el año 2006 cuando apenas tenía 13 años. Después de haber atravesado varias etapas en su carrera como joven rebelde que renegaba de su papel de chica Disney, la actriz y cantante se reconcilió con su 'alter ego' y habló de aquella etapa con la perspectiva que aporta la madurez y confesó abiertamente como se sintió durante aquellos años. "Me gustaba ser parte del universo de Disney, porque no conocía nada más. Sabía que estaba haciendo lo que yo quería, pero ahora que soy mayor, me doy cuenta que era mucha presión para una niña", reconoció. No obstante, la estrella guarda con cariño aquel periodo de su vida: “Definitivamente, lo recuerdo como un buen momento, creo que lo más difícil para mí fue equilibrar todo. Y se volvió más complicado cuando comencé a salir de gira al mismo tiempo como Hanna Montana y como yo misma". Si algo ha aprendido después de una época de lo más excéntrica es a desconectar del ruido y las criticas: "Tengo una máxima que sigo: 'Cuanto más ames tus propias decisiones, menos necesitarás que otras personas las amen". Miley disfruta en estos momentos de la estabilidad que le ha aportado volver al lado de Liam Hemsworth, con el que planea su boda, y el éxito con su último trabajo discográfico, Younger Now.

Más sobre