¿Qué motivó a este millonario a vivir en una moderna cueva?

Una enfermedad hizo que este millonario cambiara todo por su sueño de vivir en una cueva

Durante años, como muchas personas de negocios, Angelo Mastropietro trabajó muy duro para lograr una posición importante en su vida profesional. Su esfuerzo dio frutos y tras varios años logró convertirse en director de una exitosa compañía en Australia. Parecía que no le faltaba nada y tenía el sueldo que siempre había soñado, uno que llegó a darle el estatus de millonario por sus ingresos anuales.

caveman-1aVER GALERÍA

Pero, desafortunadamente no se puede tener todo en la vida y Angelo lo comprobó con una impactante noticia. En 2007, tras varios estudios médicos, fue diagnosticado con esclerosis múltiple, una enfermedad del sistema nervioso central que hace que quien la padece, poco a poco pierda la movilidad. Angelo cuestionó a los especialistas sobre algún medicamento que, sin importar el costo, le ayudara a combatir la enfermedad. Desafortunadamente, la enfermedad no tiene cura y los tratamientos no daban los resultados que buscaba.

Angelo, de 39 años, vio el lado positivo de su enfermedad, misma que le impediría seguir trabajando. Por ello, en lugar de deprimirse, puso manos a la obra para cumplir un extraño deseo que desde hace tiempo daba vueltas en su mente: vivir en una cueva de 250 mil millones de años ubicada en Worcestershire, Reino Unido.

Notas relacionadas:

- El amable gesto de un desconocido alegró a una estudiante que se había quedado sin dinero

- A los 82 años de edad cumplió el sueño de su vida y se recibió como abogado

Años atrás, en uno de sus viajes, el hombre había descubierto la cueva cuando trataba de resguardarse de la lluvia que lo sorprendió en un paseo en bicicleta. Angelo pudo comprar la cueva sin problemas, por la que pagó 200 mil dólares. Y, acostumbrado a las comodidades de la ciudad, acondicionó el lugar para poder llevar una vida tranquila sin sufrir desabastos de agua, electricidad o los cambios climáticos. También tiene comodidades como Wi-Fi y puede relajarse frente a una chimenea que instaló cerca de la entrada.

caveman-2aVER GALERÍA

Antes de poder habitar su nuevo hogar, Angelo contrató a un equipo de especialistas que le ayudaron a excavar cerca de 80 toneladas de roca. La tarea no era fácil y cada día se encontraba con un nuevo detalle que debía corregir, como la excavación que debió hacer para tener agua potable dentro de su casa. Pero la ilusión de Angelo era tan grande que esperó con paciencia.

Poco a poco fue decorando el hogar a su gusto. Las paredes están pintadas de color blanco para dar la impresión de que el lugar es más grande, también ayuda a que se vea más luminoso. Los muebles, de estilo rústico, decoran el espacio de forma minimalista. Angelo comprendió que para llevar una vida tranquila y sin estrés, no hacen falta tantas pertenencias. A las afueras de la cueva decoró parte del bosque para hacer su propio jardín, en donde también agregó una mesa de madera para pasar las tardes más calurosas.

caveman-3aVER GALERÍA

Una vida completamente diferente

Angelo continúa luchando contra la enfermedad, pero lo hace con la felicidad que su hogar le proporciona. De vez en cuando regresa a su casa en la ciudad en donde se hospeda cuando debe ir a sus chequeos médicos. La diferencia es que ahora lleva un estilo de vida muy distinto y el apego a la naturaleza le ha brindado una alegría que jamás imaginó que descubriría en su estilo de vida de hace algunos años.

Más sobre

Regístrate para comentar