La razón del silencio de Salma Hayek sobre su mala experiencia en Hollywood

Salma Hayek reveló por qué tardó tanto en contar su historia con Harvey Weinstein

Hace casi dos meses, Salma Hayek daba un paso importante en su vida y a favor de miles de mujeres que podrían encontrarse en una situación de violencia de género. La actriz de origen mexicano reveló ser una de las víctimas de acoso del ex productor de Hollywood, Harvey Weinstein. Para ella, recordar esa época no fue nada sencillo como tampoco lo fue escuchar las declaraciones de otras actrices mientras ella permanecía en silencio. Ahora, Salma ha dado nuevos detalles de las amenazas que escuchó por parte de Weinstein, los cuales reveló en una plática que mantuvo con Oprah Winfrey, a quien confesó por qué había guardado silencio.

salma-hayekVER GALERÍA

Antes de que un reportaje publicado por The New York Times desencarara a Harvey Weinstein, Salma había sido consultada para que relatara su versión. La actriz había guardado esa experiencia en el fondo de su memoria.  

Notas relacionadas:

- A nada de su aniversario de bodas, ¿a quién llena de besos Salma Hayek?

- Salma Hayek detalla cómo fue la tortura que vivió con Harvey Weinstein

"Cuando me lo propusieron empecé a llorar y al final no lo hice. Y después empecé a sentirme muy avergonzada porque había sido una cobarde. Llevaba más de dos décadas apoyando a otras mujeres, pero no pude hacerlo", contó la actriz en el programa Oprah's Super Soul Conversation Live Event. “Llevaba más de dos décadas apoyando a otras mujeres, pero no pude hacerlo. No paraba de pensar en mi hija, en la vergüenza que sentía", continuó.

salma-hayek-3zVER GALERÍA

Salma, como la mayoría de los actores, directores y productores de la Meca del Cine, siguió la historia de Harvey Weinstein y las mujeres que lo acusaban de acoso. Pero lejos de motivarla a romper el silencio, la hicieron sentir con más dudas. "Cuando se publicó el primer artículo, me sentí aún más avergonzada por no haber hablado y más tarde, cuando muchas mujeres se habían atrevido a dar un paso al frente y alzar la voz, se trataba de una sensación extraña. Me parecía que mi dolor era demasiado pequeño en comparación con el de otros. Pensaba que no valía la pena contar mi historia porque eso mismo le había sucedido a mucha gente".

salma-hayek-4zVER GALERÍA

Salma, además, contó cómo hace más de dos décadas el miedo se había apoderado de ella cuando escuchó a Weinstein llamarla con insultos y asegurarle a Julie Taymor, directora de Frida, que la agrediría físicamente. La actriz se encontraba trabajando con Harvey en la cinta Frida, misma que él ocupaba para chantajearla diciéndole que si no accedía a sus peticiones, cancelaría la producción y el estreno, y a pesar de que Salma se negó en cada una de las ocasiones que Harvey la acosó, la película vio la luz y resultó un éxito en taquillas.

Al final, Salma comprendió que no importaba el nivel de acoso, si lo importante era denunciar a una persona que podría abusar de su poder. Al final, la actriz compartió su experiencia a nivel mundial, algo que la ayudó a librarse de la ira que había contenido por mucho tiempo y que espera que sirva para que otras mujeres también alcen la voz. "No quiero que pasemos de ser víctimas a estar enojadas. No quiero que la ira sea nuestro lema o principal motivación. Eso no implica que no podamos estarlo: yo soy una mujer árabe-mexicana, bajita y furiosa, pero no permito que ese enfado nuble mi juicio. Elijo usar esa energía para ser productiva", explicó.

salma-hayek-1zVER GALERÍA

"Harvey Weinsten fue mi monstruo"

Cuando Salma decidió contar su historia, recordó cómo el sueño de triunfar en Hollywood se convirtió en una pesadilla cuando empezó a trabajar con Weinstein. "Era un cinéfilo apasionado, alguien que tomaba riesgos, un promotor del talento fílmico, un padre amoroso y un monstruo. Durante años, fue mi monstruo", relató la esposa de François-Henri Pinault en un texto publicado por The New York Times.

Más sobre