¡Como dos gotas de agua! María Elena Dávila hereda la belleza de su mamá, Chiquinquirá Delgado

María Elena Dávila, la hija mayor de Chiquinquirá Delgado, presume la misma sonrisa que su mamá

La belleza de Chiquinquirá Delgado tiene una digna sucesora: su hija María Elena Dávila. La joven de 25 años de edad, ha dejado sorprendidos a los fans de su mamá por el gran parecido que guarda con la actriz venezolana, con quien se lleva de maravilla. Madre e hija parecen hermanas gracias a su rutina de belleza y gusto por la moda, que las motiva a posar como todas unas it-girls siempre luciendo una gran sonrisa.

maria-elena-davila-4aVER GALERÍA

Notas relacionadas:

- Chiquinquirá Delgado se lanza a la aventura en África al lado de su hija María Elena

- 'Chiqui' Delgado a su hija María Elena: ‘Aunque tengas 100 años, siempre vas a ser mi niña’

María Elena es fruto del matrimonio que Chiquinquirá tuvo con Guillermo Dávila, una relación que duró desde 1991 a 1997. Con un par de talentosos padres, era de esperarse que siguiera sus pasos en el mundo del espectáculo. Actualmente, la joven se enfoca en su carrera como actriz, que la ha llevado a protagonizar la versión en inglés de la telenovela Voltea pa’ que te enamores.

Sin duda, la belleza de María Elena ha llamado mucho la atención gracias a las fotografías que publica junto a su mamá en su cuenta de Instagram. Como dos gotas de agua, las chicas son prácticamente iguales, una comparación que quedó más que clara hace unas semanas, cuando madre e hija posaron para la cámara con un look muy al estilo Kardashian de pelo liso partido a la mitad y un maquillaje que destacaba sus mejores rasgos. "Cuánto extraño a esta muñequita", escribía en ese entonces la novia de Jorge Ramos refiriéndose a su hija.

maria-elena-davila-3aVER GALERÍA

Además de madre e hija, Chiquinquirá y María Elena son grandes amigas que dejan a un lado las preocupaciones del trabajo para pasar ratos inolvidables cuando están juntas. Uno de esos momentos fue el viaje que ambas realizaron a finales del año pasado, cuando empacaron las maletas para volar hasta África, un lugar del que quedaron enamoradas gracias a los paisajes y la cordialidad con la que los habitantes de la tribu Masa las recibieron en sus hogares. Las chicas, junto a Jorge Ramos y Carlota, la pequeña del hogar, después recorrieron las calles de Londres.

Una dura confesión

María Elena Dávila es una chica que siempre busca el lado divertido y positivo de la vida. Sin embargo, la joven recién reveló que detrás de todas esas energías y ganas de sacarle provecho a la vida, hay una gran batalla contra la enfermedad de Hashimoto, un padecimiento que afecta el funcionamiento de la tiroides.

La actriz abrió su corazón en una publicación de Instagram, en donde explicó que ha vivido con este padecimiento desde que tenía 15 años de edad. "Aunque todo se vea bonito en Instagram no significa que la vida de ninguno es perfecta. Desde hace muchos años tengo una enfermedad que se llama Hashimoto. No hay cura, es de por vida y nadie sabe cuál es la causa", escribió junto a una selfie. "Es una enfermedad autoinmune donde tus anticuerpos atacan a tu tiroides. ¡Muchísimas personas sufren de esto, muchas sin saberlo! Por ahora, estoy recuperando todo el tiempo perdido con un tratamiento incorrecto y aprendiendo cómo adaptar mi vida a esta enfermedad que mucho me quitó, me enseñó y seguirá enseñando", detalló.

maria-elena-davila-1aVER GALERÍA

La joven también añadió que para ella era difícil salir de la cama día tras día. "Químicamente mi cuerpo no podía funcionar. Se los juro que a veces me costaba hasta mantener una conversación con alguien porque estaba exhausta. Yo no entendía qué pasaba". Hoy María Elena puede sentirse más tranquila gracias a un médico que la ha ayudado a tratar su enfermedad y que le ha devuelto la sonrisa que tanto la hace parecerse a su mamá.

Más sobre