Los souvenirs conmemorativos de la boda de Harry y Meghan causan furor entre los británicos

Según las estimaciones, el 'merchandising' del enlace podría generar unos ingresos de cientos de millones de euros

Quedan menos de cuatro meses para que uno de los eventos más especiales del años tenga lugar. La boda del príncipe Harry de Inglaterra y Meghan Markle, el próximo 19 de mayo en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor, es un acontecimiento que el pueblo británico espera con impaciencia aportando, incluso, su particular granito de arena con los preparativos.

Se trata se una fecha que pasará a la historia. El enlace matrimonial entre un miembro de la realeza europea y una actriz norteamericana es un hecho que no se produce todos los días y los ciudadanos quieren guardar un recuerdo imborrable de esta historia de amor. De este modo, los souvenirs conmemorativos no han tardado en aparecer en las tiendas de regalos de todo Reino Unido.

meghan_harry_cartelVER GALERÍA

Tazas, llaveros, bolígrafos o marcapáginas con los rostros de la pareja del momento impresos se han convertido en los objetos más demandados. Al igual que ocurriera tras el anuncio de otras bodas reales como la del príncipe Guillermo y Kate Middleton en 2011, ocupan un lugar destacado en los escaparates y están a la vista de todos aquellos turistas en busca de un regalo especial que llevarse a sus casas.

merchandising_meghan_harryVER GALERÍA

Un acontecimiento excepcional por muchos motivos y que, además, reportará importantes beneficios a la economía del país, según las estimaciones. De este modo, la consultora de valoración empresarial Brand Finance ha pronosticado que en torno a la fecha se esperan aproximadamente 350.000 visitantes adicionales y se estiman unos ingresos de alrededor de 500 millones de libras (unos 585 millones de euros).

Fuentes de la compañía apuntaron que, de esa cantidad, 200 millones provendrían del turismo (desplazamientos y reservas hoteleras). Por otra parte, otros 150 millones serían invertidos en la compra de los mencionados productos de ‘merchandising’ y otros artículos conmemorativos.

meghan_harry_tazasVER GALERÍA

Pero la de Harry y Meghan no será la única boda que tendrá lugar este año en el seno de la Familia Real británica. El Palacio de Buckingham anunciaba el lunes, 22 de enero, el compromiso matrimonial de la princesa Eugenia de York y Jack Brooksbank, cuyo enlace se celebrará el próximo otoño, también en el Castillo de Windsor. Una feliz coincidencia, que ya se dio en 2011 cuando contrajeron matrimonio tanto los Duques de Cambridge como Zara Phillips y Mike Tindall.

Más sobre

Regístrate para comentar