Mariah Carey en su cita de juegos más especial junto a su hijo Moroccan

Madre e hijo pasaron un rato muy divertido mientras jugaban a los bolos

La apretada agenda de Mariah Carey siempre tiene un espacio reservado para sus hijos, los mellizos de siete años de edad, Moroccan y Monroe. La cantante mostró su lado más maternal en una tarde de juegos con Moroccan, cuando madre e hijo se divirtieron a lo grande jugando a los bolos en una mesa privada en la que pudieron mostrar sus mejores tiros. Como si sus planes del fin de semana hubieran estado cien por ciento dedicados a los pequeños, la cantante mostró lo bien que se la pasó con ellos antes de regresar al estudio de grabación.

mariah-carey-3aVER GALERÍA

Mariah compartió ese momento tan especial que logró capturar lo bien que se la estaban pasando. La cantante, con torn out jeans, botas negras casi a la altura de la rodilla y un top rojo, parecía enseñar a Moroccan cómo sujetar la bola. La estrella de la música agregó una chamarra negra de piel a su look que tomó un estilo urbano gracias a un gorro de lana.

Sonriente, Mariah se puso a la altura de su hijo mientras jugueteaba con un mechón de su pelo. Moroccan, con un coordinado que parece ser una pijama a rayas cubierta por una gran chamarra, no paraba de reír mientras veía con atención a mamá. Para no resbalarse en el característico piso de los bolos, el niño llevó un par de botas que también lo mantenían sin frío.

mariah-careyVER GALERÍA

Notas relacionadas:

- El espectacular regreso de Mariah Carey a la celebración de fin de año

- ¡Misión cumplida! Mariah Carey encontró su árbol de Navidad con la ayuda de sus hijos y de su novio

En la foto no aparece la hija de Mariah, Monroe aunque es muy común que ambos estén juntos jugando o de visita en el backstage de los conciertos de mamá. Este mismo fin de semana Mariah y Nick Cannon, su ex esposo y padre de los niños, tuvieron un día bastante familiar cuando llevaron a los pequeños a dar rienda suelta a su imaginación en el Kidspace del Children's Museum en California. Horas más tarde, los pequeños se quedaron a cargo de papá para dar a Mariah un poco de tiempo que aprovechó para entrar al estudio de grabación y trabajar en lo que podría ser su primer disco desde 2014. "Extrañaba mi segundo hogar. Se siente tan bien estar de regreso", escribió la cantante al lado de una imagen en la que posa en la consola del estudio.

mariah-carey-1aVER GALERÍA

Un par de niños acostumbrados al backstage

Moroccan y Monroe están acostumbrados a los escenarios y a los movimientos que hay previos a un concierto. A pesar de ello, los niños quedaron impactados en el show de inicio de año en el Times Square, en donde no paraban de ver las luces, el confeti y la emoción de la gente que recién había disfrutado de un show de mamá. Mariah había regresado a ese escenario en Nueva York tras su muy comentada presentación al final de 2016, cuando los problemas técnicos no le permitieron desenvolverse sobre el escenario como lo tenía previsto.

Más sobre

Regístrate para comentar