Salen a la luz detalles escalofriantes sobre los padres que tenían encerrados a sus 13 hijos

Una pareja de California aparentaba llevar una vida normal, pero escondía algo muy extraño en casa

El caso de David Allen Turpin y su esposa Louise Anna no ha dejado de sorprender con los escalofriantes detalles que poco a poco salen a la luz, mismos que el fiscal del caso ha calificado como "depravado". Durante años, la pareja mantuvo encerrados y en ocasiones encadenados a sus 13 hijos, aunque en apariencia eran una familia feliz y normal, pero todo salió a la luz hasta que una de las jóvenes cautivas logró escapar para denunciar los malos tratos en los que vivía junto a sus hermanos. Con el caso ante las autoridades del ministerio público, a ambos se les acusa de tortura, secuestro y malos tratos. Contrario a las primeras investigaciones, David no había sido acusado de abuso sexual; sin embargo, a él se suma un cargo por este delito por abusar de una de sus hijas, acusaciones de las que se han declarado no culpables y por las que podrían enfrentar una pena de entre 94 años y cadena perpetua.

detallesturpinsVER GALERÍA

Según informa Mike Hestrin, el fiscal del caso, la vida de estos 13 hermanos, de los cuales siete de ellos son adultos, era un verdadero secuestro en el que sólo se les permitía bañarse una vez al año. También se reveló que jamás asistieron al dentista y por cuatro años no fueron al médico. Además, les propinaban castigos físicos y psicológicos como comprar comida y dulces que sólo les daban permiso de mirar, pero no de comer. Eso mismo hacían con los juguetes, pues de acuerdo a los reportes, se encontraron varias cajas sin abrir.

David y Louise tampoco alimentaban a sus hijos mayores, razón por la que los siete adultos tenían una apariencia que no correspondía con su edad. La mayor de ellas, de 29 años, pesaba sólo 37 kilos cuando fue liberada. La menor de la familia, una niña de dos años, en cambio presentaba un buen estado físico.

Los 13 hermanos relataron que los malos tratos se intensificaron cuando se mudaron a California, después de 17 años de vivir en Texas. David y Louise los empezaron a atar a las camas con cuerdas, pero ante la insistencia de querer escapar, cambiaron las sogas por cadenas.

pdres-13-hijos-encerrados-1zVER GALERÍA

Notas relacionadas:

- Esta familia de China logró bajar de peso junta y ahora están más unidos que nunca

- Diana Quer, la joven que conmocionó a España con su misteriosa desaparición

Las autoridades exponen que los padres de los prisioneros habían declarado que se les educaba en casa, aunque la mayoría de ellos no tiene los conocimientos básicos de la vida. No entendían cuál era la labor de un policía ni para qué servían las medicinas. Según David y Louise, todo era parte la educación de sus hijos. Lo único que les permitieron a los chicos fue llevar diarios sobre lo que vivían y hacían en casa. Ahora esas páginas se han convertido en una prueba importante que las autoridades utilizarán en contra de los desalmados padres.

pdres-13-hijos-encerrados-3aVER GALERÍA

Un acto de supervivencia

Los 13 chicos Turpin fueron rescatados el fin de semana pasado, luego de que una de las hijas planeara el escape de su casa con un teléfono celular que había encontrado. La joven había pensado en huir desde dos años atrás junto a uno de sus hermanos, pero la noche en la que finalmente logró salir de casa, él prefirió quedarse. Ella se armó de valor y siguió adelante, una huida que Hestrin describió como "un testimonio de la voluntad humana y del instinto de supervivencia".

 

Más sobre