Esta familia de China logró bajar de peso junta y ahora están más unidos que nunca

En sólo medio año, Jesse, de 32 años de edad, logró junto a sus padres y su esposa cambiar su estilo de vida por uno más saludable

Bien dicen que para cualquier proyecto personal o de trabajo, contar con el apoyo de la familia es de suma importancia. Jesse, un fotógrafo de 32 años originario de China se tomó muy en serio esta frase, tanto que no sólo pidió el apoyo incondicional de su familia cuando decidió que era tiempo para bajar de peso, sino que los motivó a seguir su ejemplo y ahora son una familia modelo que con su historia anima a otras personas a ponerse en forma.

fammilia-china-baja-de-peso-3aVER GALERÍA

Jesse ya no se encontraba muy contento con la imagen que veía en el espejo y decidió poner manos a la obra para cambiar esa impresión. Además, estaba a seis meses antes de convertirse en papá, un hecho que cambiaría su vida por completo y para el que quería estar preparado con hábitos mejores y más saludables.

La tarea se volvió un proyecto familiar cuando su mamá se mudó temporalmente a su casa para ayudar a los futuros padres a prepararse para la llegada de la cigüeña. Su ánimo y las ganas de hacer algo distinto fue contagioso para su padre, quien se unió al nuevo estilo de vida que sus seres queridos acababan de adoptar.

Notas relacionadas:

- No creerás la edad de esta mujer que parece la hermana de sus siete hijos

- La conmovedora razón por la que una mujer invitó a 25 bomberos la cena

Emocionados por el cambio que pronto verían, la familia se tomó una fotografía que les serviría como un comparativo del día en el que empezaron a ejercitarse. En ella, la pancita de la esposa de Jesse no es la única que llama la atención, los otros tres integrantes de la familia también posaron con una notoria barriguita que en cuestión de meses desapareció.

Como en todo proyecto, siempre hay una pieza que se torna complicada, en este caso fue la resistencia del padre de Jesse, quien encontró las actividades aún más difíciles debido a sus malos hábitos alimenticios. El hombre, que está al frente de una pequeña fábrica de bambú, además tenía problemas con su forma de beber, pero fue gracias al apoyo familiar que logró seguir adelante con su esposa, su nuera y su hijo para cambiar por completo.

fammilia-china-baja-de-peso-1aVER GALERÍA

¿Cómo lo lograron?

Contrario a lo que muchos harían, la familia de Jesse no se inscribió de inmediato a un gimnasio. Considerando el embarazo de su mujer y la precaria condición física de cada uno, optó por hacer caminatas que poco a poco fueron subiendo de nivel hasta convertirse en sesiones de trote. Esos momentos juntos sirvieron para que sus lazos como familia se hicieran aún más fuertes y ahora se llevan mucho mejor. Fue después de probar su resistencia que se unieron a un gimnasio y empezaban a notar los resultados de su esfuerzo en el espejo.

Las fotografías fueron pieza clave en este proceso pues la familia no dejaba de comparar su físico con el de aquella imagen con la que habían sellado su compromiso por una vida mejor. En ese entonces, la familia había pactado que se trataría de una rutina de ejercicio que duraría desde marzo hasta septiembre del año pasado, un tiempo exacto para dar la bienvenida a su bebé. Sin embargo, todos quedaron tan contentos con los resultados de llevar una dieta más saludable y de hacer actividades fuera de casa, que no se imaginan volver a sus antiguas costumbres.

fammilia-china-baja-de-peso-2aVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar