Diana Quer, la joven que conmocionó a España con su misteriosa desaparición

La chica de 18 años de edad desapareció hace 16 meses y fue hasta la víspera de Año Nuevo que se encontró al culpable de su muerte

El 22 de agosto de 2016, Diana Quer, una chica de 18 años de edad, salió de fiesta cerca de casa en A Pobra do Caramiñal, en A Coruña, España, a donde jamás regresó. Desde entonces su familia había vivido en la incertidumbre tras reportarla como desaparecida, alertas que en la localidad la Guardia Civil clasificó como un caso de alto riesgo y que de forma casi inmediata acapararon la atención de los medios de comunicación. Tras 497 días de búsqueda implacable por parte de las autoridades, brigadas de ayuda y la familia de la joven, el principal sospechoso, Enrique Abuín, alias el 'Chicle', ha confesado haber matado a Diana y ocultado su cuerpo en un depósito de agua en una nave abandonada en la comunidad de Rianxo, en donde fue localizado esta semana, informó Manuel Sánchez Corbí, jefe de la Unidad Operativa (UCO).  

diana-quer-3aVER GALERÍA

La desaparición de Diana Quer se convirtió en una de las más sonadas desde agosto del año pasado, cuando su madre reportó su desaparición. De inmediato iniciaron las investigaciones que parecían no tener punto de partida, hasta que un mensaje que Diana envió a uno de sus amigos, fue revelado. "Me estoy acojonando. Un gitano me ha estado llamando", apresuró a escribir a su conocido, quien después de leer que el misterioso hombre le había dicho "Morena, ven aquí", ya no supo nada de ella.

Dos meses más tarde, se encontró el celular de la joven en el mar, en un punto entre el lugar en el que fue vista por última vez y la nave en la que fue localizado su cuerpo. Más de 200 sospechosos fueron interrogados, incluyendo a Enrique Abuín el 'Chicle', pero las autoridades no tenían más pistas para dar con el verdadero culpable. Tras varias horas de revisión a las cámaras de seguridad, se vincularon a tres vehículos en el caso de la desaparición, uno de ellos, un Alfa Romeo gris propiedad de el Chicle.

Notas relacionadas:

- Desconsolada, una mujer acusa al novio de su hija por el choque en el que ambos fallecieron

- ¿Quiénes eran los multimillonarios que han resonó en Canadá por su fallecimiento?

Luego de meses de investigación y de seguirle la pista al principal sospechoso, un reporte confirmó que la señal del celular de Diana y del Chicle habían coincidido en fecha y lugar el día de la desaparición. A pesar de tener la información precisa, el maleante actuó con antelación y cuando la policía le pidió que facilitara su móvil al igual que su auto, ambos estaban limpios. El número no era el que buscaban las autoridades y el equipo había sido reseteado porque le "había dado problemas técnicos".

diana-quer-2aVER GALERÍA

Una falla en su coartada lo obligó a declarar


El Chicle cuenta con un expediente policiaco con cargos de venta de droga, abuso sexual y robo. Aunque era el principal sospechoso en el caso de Diana, las autoridades no podían detenerlo hasta encontrar la mínima prueba que lo delatara. Incluso intervinieron su teléfono y lo mantuvieron vigilado por un tiempo, pero él logró darse cuenta de ello.

Dieciséis meses después, Enrique Abuín quizá creyó que el caso estaba olvidado o confió en las coartadas que lo habían dejado libre para dar su siguiente paso criminal. El 25 de diciembre pasado, intentó otro ataque cuando abordó a una mujer en medio de la calle a quien de inmediato le pidió su celular. La joven creyó que se trataba de un asalto y le entregó su dinero, pero al notar que la chica había visto la matrícula del auto, el hombre de 41 años de edad intentó obligarla a entrar al maletero. La joven, quien presentó una denuncia formal tras el suceso, gritó desesperada por salvar su vida, gritos de ayuda que escucharon algunos vecinos de la zona y que acudían a su rescate, un movimiento que obligó a Enrique a salir huyendo. De esa noche, la joven logró grabar por accidente un audio en el que se escucha la voz de su agresor, que junto a la descripción y placas del automóvil, confirmaban de quién se trataba.

enrique-abuinVER GALERÍA

La detención del Chicle pudo haber sido descartada, una vez más, del caso de Diana de no ser por su esposa Rosario Rodríguez. La mujer había sido interrogada en el pasado, asegurando que su esposo no había salido de casa el día que Diana desapareció. De nueva cuenta, cayó en manos de la justicia cuando fue detenida junto a su esposo hace poco más de una semana. Luego de escuchar la grabación de su última víctima, se derrumbó y confesó que el 22 de agosto de 2016, su pareja sí había salido de casa. "Lo dejé ir a ver el partido del Madrid", indicó, abriendo la puerta a un nuevo interrogatorio en el que, finalmente, Enrique confesó su crimen.

Tras horas con la policía, el Chicle confesó haber matado a Diana, pero explicó que todo se trató de un accidente, que la atropelló y después escondió su cuerpo en una nave abandonada cercana a su domicilio en Rianxo, la cual había funcionado como fábrica de gaseosas. Sin embargo, las autoridades tienen la teoría de que Abuín habría actuado de forma similar a como lo hizo en diciembre. Sus palabras serán confirmadas o desmentidas después de la autopsia, que determinará las verdaderas causas de muerte de Diana.

Una emotiva despedida


A pesar del éxito en la investigación, para la familia de Diana han sido noticias devastadoras. La fe de los padres y la hermana de la joven les daba la esperanza de volver a ver a la chica en casa, tan sonriente y alegre como hoy la recuerdan.

Luego de confirmar lo que tanto temían, Valeria, única hermana de Diana escribió una carta para su "mejor amiga", a quien recordará siempre con cariño: "“No quiero quedarme con lo malo ni darle vueltas a cómo has podido pasar tus últimos momentos, sino con todo lo bueno que hemos vivido”, escribió la joven. “Me quedo con lo guapa que te vi la última vez y con la rabia que me dio que usaras mi maquillaje que ya sabes que no me gusta. Voy a extrañar el llegar a casa de clase y verte siempre durmiendo la siesta y tirarme encima tuyo o aquel día que volví a casa y por última vez nos sentamos juntas a comer yogur con cereales en la mesa en la que solíamos comer cuando éramos más pequeñas", continuó.

diana-querVER GALERÍA

A forma de despedida, Valeria ha publicado una serie de fotografías en donde aparecen juntas desde pequeñas. “Te quiero mucho Diana, mucho, mucho, mucho. Para siempre conmigo, descansa en paz pequeña”, agregó devastada por la pérdida de su hermana.

Más sobre