El entrañable recuerdo de Eugenia Martínez de Irujo a su perra de la infancia

La hija de la Duquesa de Alba ha heredado de su madre su amor por los animales, pasión que comparte a través de las redes sociales

Cuando está a punto de cumplirse el tercer aniversario de la muerte de la inolvidable Cayetana de Alba, su recuerdo parece estar más presente que nunca en la memoria de su hija, Eugenia Martínez de Irujo. De este modo, la Duquesa de Montoro ha compartido una entrañable fotografía en su cuenta de Instagram en la que aparece con su perra Katy, su mascota de la infancia, que su propia madre acogió hace varias décadas en su hogar.

La imagen, que según la propia protagonista data de 1975, muestra a una pequeña Eugenia abrazada sonriente al animal en lo que podían ser los jardines del Palacio de Liria, su residencia madrileña. “Mi adorada Katy. No había quien se acercara!!!! Si no te conocía, malo...” escribía melancólica haciendo referencia al carácter del can, sin duda uno de sus grandes compañeros de juegos.

eugenia-katyVER GALERÍA

Con los años, la hija pequeña de la aristócrata no ha perdido la pasión hacia los animales que le marcó desde la infancia y que heredó de su progenitora. La Duquesa de Alba siempre manifestó abiertamente su amor por ellos; fue una enamorada de la hípica y los caballos, y los perros siempre ocuparon un papel muy importante en su vida. Es casi imposible no recordarla con Flashito en brazos, perro de raza shih tzu, que se convirtió en su inseparable compañero en muchas de sus apariciones públicas.

Ahora es Eugenia quien, orgullosa de sus mascotas, no para de presumir de ellas en sus redes sociales. La diseñadora de joyas ha convertido su casa en una suerte de zoológico particular en la que convive con todo tipo de criaturas. Además de sus perros Mus y Vodka, también cerdos e, incluso, burros forman parte de su particular familia.  

pepa-cerdaVER GALERÍA

Panceta, Bacon y Pepa son los simpáticos porcinos a los que adoptó siendo unas crías y que, con el tiempo, se han convertido en unos enormes ejemplares que campan a sus anchas por los jardines de su hogar. A ellos hace poco se unieron Gin y Tonic, dos burros de raza española, especie en peligro de extinción, que la joven Duquesa ha querido cuidar y proteger con sus propias manos.

augenia-burrosVER GALERÍA

Pero su entusiasmo por los animales no acaba aquí. No contenta con darles cabida en su casa, Eugenia también promueve la adopción de perros a través de su perfil de Instagram. Sin duda, una labor digna de elogios.

eugenia-perosVER GALERÍA

Más sobre

Read more